Juegos de usar y tirar

‘¡Qué rápido pasa el tiempo!’. ¿Cuántas veces has utilizado esta frase? Seguro que muchas porque es cierto: se nos pasa la vida volando. El problema viene cuando somos nosotros los culpables de que esto sea así, de no aprovechar cada momento como si fuera el último, de no disfrutar lo que tenemos por pensar en lo que podríamos tener.

Tranquilo, no quiero ponerme filosófico buscándole el sentido a la vida, sólo quiero trasladar esta situación al mundo de los videojuegos. Desde hace unos años vengo observando un fenómeno que me preocupa demasiado: el ciclo de vida de los juegos no es el adecuado. No estoy hablando de que sus historias duren más o menos, sino del camino que sigue un título desde que es anunciado a bombo y platillo hasta que cae en el olvido.

Generalmente las compañías se encargan de presentar en sociedad sus grandes obras maestras por todo lo alto y mucho tiempo antes de que se pongan a la venta. Durante ese periodo, que puede llegar incluso a los dos años, es incesante el bombardeo de noticias, imágenes promocionales y tráilers que nos ponen los dientes largos y nos hacen desear jugar a este título.

El problema llega cuando la fecha de lanzamiento se acerca. La gran traca final de la campaña de marketing nos promete que será ‘un juego para toda la vida’ y que ‘marcará un antes y un después en la historia de los videojuegos’. Sin embargo, al poco tiempo de llegar a las estanterías de las tiendas (a veces incluso ‘demasiado poco tiempo’) ya nadie se acuerda de él.

¿Será porque las críticas no están a la altura de lo esperado? ¿Porque los jugones tenían el ‘hype’ por las nubes y se llevan un chasco al probarlo? ¿Porque casi sin tiempo para digerirlo ya toca hablar del próximo gran lanzamiento? No tengo la respuesta a estas preguntas, pero sí unos cuantos ejemplos de títulos que entraron en nuestras vidas como un elefante en una cacharrería y de los que ahora, o en cuestión de unos días, pasarán a ocupar un lugar en el mueble de los juegos de segunda mano a un precio irrisorio: Assassin’s Creed Unity, Titanfall, DriveClub, Sunset Overdrive, Evolve, Watch Dogs, Alien: Isolation, The Order: 1886…

Ojalá seamos capaces de revertir esta situación y de disfrutar de los juegazos que nos llegan sin pensar en los que están por llegar en el futuro. Sólo así podré dejar de utilizar una de mis frases favoritas: “Un juego es el mejor del mundo… hasta que se produce su lanzamiento”.

José Carlos Naranjo

Publicaciones relacionadas

Cerrar