LA HISTORIA SE REPITE

Acaban de hacerse públicos los datos de las consolas vendidas en Japón durante la semana del 25 de Diciembre, y nos han dejado muchas lecturas. Y como ya sospecharéis, hay dos nombres propios que conviene analizar: Nintendo 3DS y PS Vita.

Vamos a empezar por la portátil de Nintendo. Como muchos ya sabéis y tras un mejorable primer “intento”, Nintendo relanzó la consola en todo el mundo rebajando su precio sensiblemente y lanzando títulos de calidad como Super Mario 3D Land, Mario Kart 7 y Monster Hunter 3G. ¿El resultado? Lo estamos viendo claramente: la consola está que se sale, vendiendo sólo en la última semana la friolera de casi medio millón de máquinas. Una burrada.

Y justo en el otro lado de la balanza encontramos a PS Vita. A pesar de lo que algunos analistas se habían apresurado a señalar –que si iba a “romper”, que si iba a agotar stock en cuestión de días, etc.- la realidad es que la consola de Sony ha sido recibida en el mercado nipón de forma fría… tal y como sucedió con la citada Nintendo 3DS. La prueba está en los números: en su segunda semana de lanzamiento, sólo ha conseguido colocar poco más de 70.000 unidades, sumando un total de unas 400.000. Como contraste, PSP vendió esa misma semana casi un 25% más de máquinas, y eso que no apareció ningún título “must-have” para esta portátil en ese mismo tiempo.

¿Y cuál es la causa de este debut tan poco esperanzador? Pues a diferencia de lo ocurrido con Nintendo 3DS, las razones no están tan claras. Y es que si de algo puede presumir PS Vita es de haber sido respaldada por una colección de títulos de lanzamiento de gran calidad, juegos tan muy numerosos como  variados, entre los que se encuentran nombres propios como Uncharted Golden Abyss, Everybody´s Golf (que goza de bastante popularidad en Japón) o Ridge Racer. Por el contrario, es cierto que ninguno de estos títulos pueden ser considerados como imprescindibles para los usuarios nipones y, de hecho, ningún juego ha aparecido en el Top 20 de ventas. Un indicativo muy evidente.

Luego tenemos el precio. A pesar de que PS Vita es una máquina de avanzada tecnología y su precio no es especialmente elevado para lo que ofrece (al menos en mi opinión), está claro que la crisis mundial está haciendo mella en todos los mercados, Japón incluido. Desde mi punto de vista, en los tiempos que corren es difícil vender consolas (sobre todo portátiles) cuyo precio rebase los 200 dólares / euros o los 20.000 yenes. Es mucho pedir en estos días. Y peor aún es el tema del precio de los juegos, que se sitúa cerca (al menos en algunos casos) de los mismos disponibles para PS3 y Xbox 360. Simplemente, el rango de precios es exagerado, es pedir mucho al bolsillo del usuario.

Y a partir de aquí ¿qué es lo que depara el futuro de ambas máquinas? En el caso de Nintendo 3DS y por lo que se ha podido ver, Nintendo seguirá apostando por una línea similar a la seguida desde hace ya unos meses, con lanzamientos potentes de manera regular de sagas muy populares que sigan “tirando” de la consola. Mientras, Sony debería replantearse desde ya el PVP de su consola portátil, así como el de sus juegos. Y ojo, lo señalo incluso antes de su lanzamiento aquí en el Viejo Continente. Cuanto más tarde en tomar medidas, más ventaja sacará Nintendo con su 3DS. Y tal como está la portátil 3D, cada mes cuenta. Y mucho.

 

Sergio Martín

 

***

(AlfaBetaJuega no se hace responsable de las opiniones expresadas con total libertad en esta sección)

Publicaciones relacionadas

Cerrar