La realidad virtual que nos espera

La realidad virtual que nos espera

Últimamente estamos a la expectativa de lo que las empresas desarrolladoras nos van diciendo acerca de sus dispositivos de realidad virtual. Desde que comenzase esta contienda por ver quién era el primero que sacaba dicha tecnología a la luz, rara vez no surge algún rumor o filtración al respecto. Con un número bastante largo de dispositivos que abarcan consolas y ordenadores, está claro que la evolución en el mundo del entretenimiento está a punto de cambiar definitivamente. Es por ello he visto una buena oportunidad para acercarte todas las novedades que hay respecto a estos aparatos para comprender mejor en conjunto el nivel de espectacularidad que podremos encontrar.

Está claro pensar que será un gran avance tecnológico para los videojuegos, pero realmente podemos esperar que se implemente fácilmente en otros tipos de oficios que nos lleven a una vida mejor. Quiero decir, hay ramas de oficios que ya no solo se plantean el usarlo sino que quieren que forme parte indispensable para el desarrollo normal del servicio. Ya se han dado a conocer varios de estos, como serían la arqueología, la creación artística, el entrenamiento militar, las simulaciones de vuelo o la medicina. Desde mi punto de vista, la medicina es la que mejor puede nutrirse de sus ventajas para detectar enfermedades o cosas más graves en pacientes e incluso ser el método con el que encuentren soluciones que antes no habían descubierto. Por otra parte, si tenemos en cuenta que los deportes de vehículos han sido una trampa mortal para muchos pilotos, no descartaría (aunque espero que no lo hagan) que sustituyesen a los pilotos por algo que moviese dicho vehículo, dando a entender que sería el mismo piloto quien conduce con las gafas en un sitio fuera de peligro.

Pero bueno, lo que nos llama la atención a todos los forofos de los videojuegos es su uso con ellos. ¿Te acuerdas de aquel capítulo de Los Simpsons en el que Bart juega al golf con gafas y guantes virtuales? No es la primera vez que las gentes de Springfield vaticinan cosas. De hecho no han sido los únicos ya que esto se ha venido repitiendo en la mayoría de películas y series que hayan tenido algo que contar con una ambientación en un futuro lejano pero no tanto.

Por si no recuerdas el capítulo, ya te pongo yo la imagen.

La realidad virtual que nos espera

A día de hoy no hay una cifra exacta de cuántos dispositivos de realidad virtual se están desarrollando, por lo que la información más fiable y firme nos vienen mayoritariamente de las grandes empresas del sector del entretenimiento. Desde la concepción del aparato, el que abrió la puerta a esta tecnología fue Oculus Rift, que además ya ha podido ser reservado. Lo malo que le veo a este sistema no es otro que el desorbitado precio al que habrá que hacer frente para poder tenerlo. No tiene sentido que te vendan algo para ser usado tirando de la capacidad de una plataforma que no tiene nada que ver y que llegue a ser incluso más caro que esta.

La realidad virtual que nos espera

El tema del coste es algo que, tenemos que tener presente, no se va a tocar en demasía. Aunque no hay confirmación por parte de ninguna otra desarrolladora, todos los que hemos ido viendo la evolución del sector, podemos prever que el precio irá en relación a sus competidores directos. Y, como Oculus Rift ya ha apostado con su precio, los demás girarán en torno a esa cifra.

Con PlayStation VR hay que tener en cuenta que no sólo compraremos el aparato sino también un procesador que necesitará corriente independiente a PlayStation 4 y que hará que nuestra zona de juego pierda un espacio que podría estar mejor dedicado. Tampoco demasiado ya que se ha confirmado que no será mayor que una Wii.

La realidad virtual que nos espera

Dejando de lado a PlayStation VR y su exclusividad para la consola de Sony, las gafas que veremos serán compatibles con PC, como es evidente. Si el grupo de Microsoft ha trabajado bien con el software, podríamos estar ante dispositivos compatibles tanto con PC como con Xbox One. De momento HoloLens, desarrollado por la compañía de Bill Gates, será compatible de esta forma. Además de ello, lo que me llama realmente la atención de estas gafas es que son las únicas de las que he oído hablar que no son parásitos del hardware al que se enchufan. Me explico: HoloLens puede presumir de tener su propio hardware de procesamiento en el que, como no podía ser de otra forma viniendo de donde viene, hay instalado un sistema operativo Windows que interpretará todo lo relacionado con el dispositivo haciendo la vida más fácil a la plataforma conectada. Esperemos que este SO funcione mejor de lo que lo hace actualmente Win10.

La realidad virtual que nos espera

Centrados nuevamente en un sector concreto, PC, encontraremos HTC Vive, StarVR y FOVE VR a priori, ya que el catálogo seguramente aumente. Lo que ha captado mi atención del producto de la colaboración entre HTC y Valve Corporation es el hecho de que no han apostado por ir más allá de la resolución mayoritaria actual, que sería 1080×1200. Formará parte del sistema abierto de realidad virtual de Steam (SteamVR) como también lo hará StarVR de Starbreeze Studios, cuyas ventajas respecto al anterior son realmente notorias: las pantallas tendrán resolución 2560×1440 con un campo de visión en torno a los 210 grados. FOVE VR por su parte pretende ser atractiva al resto implementando un sistema que reconocerá el movimiento de nuestros ojos para interactuar con lo que haya en esa dirección a la que apuntamos o hacer zooms en la imagen.

La realidad virtual que nos espera

Hablando de todos en conjunto, si tuviera que quedarme con una de ellas seguramente elegiría las de Sony. A ver, tanto mi PlayStation como mi PlayStation 2 y 3 han sido tan maltratadas por años y años de juego que poco a poco empiezan ya a desprender su código fuente. Incluso podría decir lo mismo de PlayStation Portable. Aunque realmente la que me atrae es HoloLens. Para mí, este dilema lo resolverá el espacio que pueden dejar en mi cartera a la hora de ir a comprarlas.

Antes de dar por finalizado este tema, tengo que aclarar que esta no es la primera vez que se intenta algo de esta envergadura. Sin ir más lejos, Nintendo intentó hacerlo allá por 1995 con Virtual Boy, que estaba pensada para hacer ver en tres dimensiones, tal y como actualmente se pretende. Lo cierto es que la compañía pegó un estrepitoso batacazo con ello. Más recientemente, hace unos 11 años, en 2005, salió eMagin Z800 3DVisor que presentaba todos los aspectos que se buscan ahora pero que no fue acogido ya que no era su momento.

La realidad hasta que estos dispositivos salgan a la luz es que existen actualmente gafas un tanto cutres que hacen el apaño a la realidad virtual que esperamos. ¿Que por qué cutres? Hombre, principalmente porque son carcasas sin uso a menos que le añadas tu teléfono a modo de pantalla, lo que conlleva que su coste sea tan bajo.

La realidad virtual que nos espera

Por último hablaré de aquellos dispositivos que servirán de adición a las gafas y que conseguirán transportarnos a cualquier sitio sin movernos físicamente de casa (si tenemos dinero, claro).

 En primer lugar, tal y como en la imagen de Bart anteriormente visionada y citada, tenemos unos guantes que harán que podamos sentir todo lo que toquemos dentro de la ilusión virtual haciendo que podamos agarrar cosas o sentir el tacto que en teoría tendrían. Interesante para juegos en plan Dark Souls en el que la fuerza con la que agarremos nuestras armas y escudos sea algo realmente imprescindible para no ser cruelmente despedazados con una sola estocada enemiga. Para dar mayor credibilidad al asunto, tendremos plataformas en las que movernos virtualmente no implique hacerlo físicamente en distancia sino en el sitio. Actuaría de tal forma que la plataforma siempre nos dejase en un punto central mientras realizamos los movimientos pertinentes. Acercándonos más a personajes de carne y hueso virtual, el uso de sensores permitiría que el personaje en cuestión imitase completamente nuestros movimientos e interpretase acciones sólo con el movimiento de nuestras manos, haciéndonos interactuar en primera persona con la situación. Avatar está más cerca de lo que parece, señores.

Espero haber sido la inspiración que te haya llevado a atisbar una elección en cuanto a estos dispositivos de realidad virtual se refiere, así como también la fuente que te ha llenado de conocimientos que desconocías de la tecnología que está pronta a aparecer y que se prevé como un gran momento que creará un antes y un después en la historia del entretenimiento.

Publicaciones relacionadas

Cerrar