Metal Gear viste de plata

Llevamos muchos años reivindicando para la industria de los videojuegos unos galardones equiparables a lo que son los óscars en el cine y, año tras año, los VGA se van afianzando en este papel. Tal y como os comentamos durante el fin de semana y en el especial que publicamos hoy, Skyrim consiguió el galardón a mejor juego del año, Bethesda al mejor estudio y Minecraft el de mejor título independiente, por citar algunos de los más importantes, además del premio honorífico a la saga The Legend of Zelda.

Pero si estos premios están consiguiendo una gran repercusión ya no es por ellos en sí, que también, sino porque siempre sorprenden con algún que otro anuncio importante. Este año parece que más que nunca: The Last of Us, Fortnite o los nuevos vídeos de algunos de los juegos más importantes de 2012 como Mass Effect 3 o Bioshock Infinite están entre lo más destacable. Pero, para el que suscribe, la gran noticia de la noche fue, sin duda, el hecho de que sea Platinum Games quien esté detrás del renombrado Metal Gear Rising: Revengeance.

Para quien no conozca este estudio, basta con dar nombres. Por un lado, los de sus últimos videojuegos: Vanquish, Bayonetta y MadWorld. Tres títulos que, pese a no haber obtenido buenas cifras de venta en algunos mercados occidentales, están a la vanguardia del desarrollo actual. Sin ir más lejos, Vanquish, el último de los tres, cogía la mecánica de los shooters en tercera persona como Gears of War y la pasaba por la lavadora, la centrifugaba y habría el portón a la mitad para que saliese despedida. El resultado, un título de acción adrenalítico, con la velocidad como el principal elemento jugable y con una habilidad de ralentizado que, esta vez sí, estaba totalmente justificada.

Los otros nombres que podemos dar son los de los principales integrantes del estudio: Shinji Mikami (creador de la saga Resident Evil), Atsushi Inaba (principal responsable de títulos como Okami o God Hand) e Hideki Kamiya (creador de Devil May Cry).

Es muy comprensible que los fans de Metal Gear se muestren en estos momentos escépticos. Cuando eres amante de una saga cuesta asumir cambios radicales y es obvio que, con Platinum y sin Kojima dirigiendo el proyecto, los habrá. El tráiler que se enseñó en los VGA ya iba por ese camino, mucho más centrado en la acción y la brutalidad de la espada de Raiden que en el argumento. Y, además, ya se ha confirmado que no formará parte de la saga “Metal Gear Solid” como tal.

Pero, pese a ese escépticismo, animo a todos los fans de Solid Snake a que miren de manera positiva a este juego. Los títulos de Kojima ya empezaban a sufrir fatiga en el apartado jugable (no en el argumental) en las últimas entregas, con una evolución muy austera. Y, conociendo a Platinum, es muy difícil que la caguen, que tiren por la borda la saga.

Si tengo que jugármela e interntar adivinar cómo será Metal Gear Rising, apuesto por un título frenético, impecable en su apartado jugable e hiperviolento. Pero, a la vez, por un título que respetará los valores de los juegos de Kojima, que estará repleto de guiños a la saga principal y que dará un paso más en la trama. Felicitémonos todos. Uno de los mejores estudios japoneses de desarrollo y una de las sagas niponas de más relumbrón se han unido. Parece que los astros se alinean.


David Navarro

(Twitter: @DavidNavarroB)

Publicaciones relacionadas

Cerrar