NBA 2K y la cultura del videojuego

“En España no hay cultura de videojuegos. Es un país en el que solo venden tres títulos comerciales y, a poder ser, de segunda mano”. Esta son frases que llevo escuchando prácticamente todos los días desde que me dedico profesionalmente a este sector. Y ya hace bastantes años de eso.

Sinceramente, no sé si eso es del todo cierto. Tampoco me importa demasiado. Uno de los grandes problemas que existen en la actualidad es precisamente ese, las expectativas. Los cálculos. Los estudios de mercado. Lo contrario al desarrollo artístico.

Entiendo que al final el dinero es lo que cuenta, por desgracia, para decidir si algo ha sido un éxito o un fracaso, pero no por ello es menos lamentable. No debería de ser ese el baremo absoluto de todo. Sobre todo a la hora de tomar decisiones vitales para un proyecto.

En este sentido, ha tenido que ser 2K Games quien haya dado un golpe encima de la mesa. Otro más. Esta compañía no se cansa de romper falsos mitos en el mundo de los videojuegos. Y está vez lo ha hecho directamente en nuestro país.

España es el único lugar del mundo (con excepción de Estados Unidos, claro) en el que NBA 2K13 se ha localizado al idioma nacional. Con un par. Y no hace falta imaginar el esfuerzo que eso supone para una distribuidora. Además se han hecho las cosas bien, contando con profesionales de la talla de Antoni Daimiel, Sixto Miguel Serrano y Jorge Quiroga. Ya lo pudisteis leer en nuestro análisis.

Una actitud y determinación -la de 2K– con la que estamos completamente de acuerdo. Uno no puede exigir resultados si no está dispuesto a ponerlo todo de su parte. Y si al final la cosa no cuaja, al menos que no sea porque no se ha luchado por algo con uñas y dientes. Al fin y al cabo, ¿qué hay más reconfortante que un trabajo bien hecho? Si el juego ya era bueno de por sí, con los comentarios en español es un total y absoluto imprescindible.

Publicaciones relacionadas

Cerrar