Monkey Island: ¿resucitará Disney la famosa saga de LucasArts?

Una joya de las aventuras gráficas completamente desaprovechada.

Imagen de The Secret of Monkey Island

En los últimos años, Disney (Buena Vista Internacional) se ha hecho con buena parte de las franquicias de Marvel, y con la totalidad de los míticos “estudios” de George Lucas, creador de Star Wars, como son LucasFilms y LucasArts. Esta última marca, LucasArts, era la encargada de crear algunos de los juegos de algunas de las franquicias cinematográficas de Lucas, como la de Indiana Jones. Pero gracias al talento de creadores como Ron Gilbert, Steve Purcell, Tim Schafer y Dave Grossman, LucasArts consiguió elaborar todo una saga clásica e histórica en el terreno de las aventuras gráficas: Monkey Island. Por eso me hago la pregunta: ¿Resucitará Disney Monkey Island?

A juzgar por la falta de nuevos juegos para la franquicia (los últimos, Tales of Monkey Island, desarrollados en episodios por Telltale Games en 2009), parece que Disney se muestra reacia a sacar un nuevo título para la que muchos consideran como la mejor saga de aventuras gráficas de la historia. De hecho, un hilo en ResetEra bastante extenso, sopesa si la Fábrica de Sueños estadounidense tendría las ganas (porque en el terreno económico ayuda no les falta) suficientes como para retomar las aventuras de Guybrush Threepwood.

Escena de Monkey Island 2

Con cuerdo con la mayoría en que el anuncio de un nuevo Monkey Island sería un notición, pero existen muchos factores a tener en cuenta antes de sacar un videojuego a la palestra, más si supone un desembolso. Aunque soy de los que opina que las aventuras gráficas bien hechas son de lo mejor que se ha parido en la industria del videojuego, parece que los jugadores actuales no terminan de identificarse con el género. Evidentemente, esta no es una condición necesaria para traer un juego de vuelta a la vida, pues la generación que vivió Monkey Island con gran intensidad ronda los 35/40 años y cuenta con suficiente poder adquisitivo para encumbrar un nuevo juego de la saga.

Pero aquí viene la otra cara de la moneda: ¿estaría Disney dispuesta a desembolsar la cantidad de dinero necesaria como para hacer un gran Monkey Island? Dado el abandono de su propia sección de creación de videojuegos, Disney Interactive, y los últimos escalabros que ha sufrido la saga de Star Wars en este terreno, cuesta mucho pensar que sea la propia Disney la que se interese por desarrollar una nueva entrega. Entonces, ¿por qué no vende la IP? Esta es una gran pregunta, pues si Disney no se plantea hacer nada con la marca, podría venderla al mejor postor. ¿O es que ya ha intentado hacerlo y no ha calado su oferta?

Considerando la relevancia del juego y el interés que aún suscita Monkey Island, parece que Disney ha preferido guardarse para sí una potencial gallina de los huevos de oro, pues si llegara a vender esta IP y otro estudio se llevara el gato al agua gracias a un éxito arrollador, en Disney se tirarían de los pelos. Otra opción para la empresa estadounidense es licenciar esta IP a terceros, reservándose una fracción de los ingresos para sí misma (como ocurre con la franquicia de Star Wars). Y es precisamente esta opción la que a mí (y a muchos) me trae de cabeza: ¿por qué no dejar que otros experimenten con Monkey Island bajo su propio riesgo?

Casi parece que Disney ha querido relegar al olvido a la franquicia de Monkey Island, cosa que no alcanzo a entender desde un punto de vista lógico y económico. Sí, hacer un gran videojuego supone un gasto considerable de medios. Sí, hacer una aventura gráfica es arriesgarse a que el público actual no lo valore lo suficiente. Sí, el peso de los primeros Monkey Island han dejado el listón muy alto, pero está claro que con ganas dedicación y esfuerzo se podría crear algo singular.

El vendedor Stan el The Secret of Monkey Island

Si The Legend of Zelda ha podido mantener el tipo e incluso reinventarse completamente con Breath of the Wild, ¿por qué no podría hacerlo Monkey Island? Cierto, no es una comparación justa, pero ambas son piedras angulares sin las que no se podrían entender sus respectivos géneros de videojuegos, por lo que recrear un espacio en el panorama actual para Monkey Island no solo es beneficioso, también es necesario.

Esta necesidad viene del desaliento que causa ver cómo los juegos son cada vez más simples en su concepción, buscando más impresionar que entretener al jugador. Por lo que la industria se beneficiaría, en mi opinión, de contar con propuestas más creativas, irónicas, inteligentes y humorísticas sin relegar casi todo este peso en los indies. Todo es cuestión de hacer atractivo un formato como la aventura gráfica a las nuevas generaciones, sin por ello dejar atrás su esencia. Juegos como Night in the Woods demuestran que las aventuras gráficas también pueden tener su sitio si se sabe buscar la calidad antes que la cantidad, la historia antes que el artificio, la diversión antes que el pasatiempo.

Sólo queda esperar que Disney despierte de su largo sueño cinematográfico y sea consciente de que cuenta con una gran IP en su mano. Quizás incluso lograse reunir al equipo original de Monkey Island para crear un nuevo curso para la franquicia, quizás lograse dar con el estudio ideal para desarrollar desde 0 una nueva aventura “moderna” para Guybrush Threepwood, quizás incluso lograse que las nuevas generaciones tomaran como referente a una saga clásica increíble. Dicen que soñar con lo difícilmente alcanzable es de valientes, pero yo me conformaría con que Disney se aplique su propia ley y deje volar la imaginación de todos con un nuevo Monkey Island.

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar