Opinión: La evolución de Pokémon GO hasta el verano de 2017

No cabe duda de que el verano pasado Pokémon GO fue toda una revolución e hizo que millones de jugadores de todo el mundo saliesen a las calles en busca de sus Pokémon de primera generación favoritos. Por aquel entonces el título estaba muy verde en cuanto a posibilidades, rodeado de problemas con los servidores, así como otros temas que dificultaban disfrutar del juego de móviles.

Fue terminar el verano de 2016 y parece que una gran parte de sus usuarios comenzaron a abandonar el juego, a pesar de que su número de descargas no ha parado en ningún momento y ha ido batiendo récord tras récord. La principal razón de ello era la ausencia de novedades de peso que incitasen a continuar jugando. Los 151 Pokémon originales, a los que había que restar los legendarios y Pokémon regionales ya se empezaban a quedar cortos.

Con motivo del pasado Halloween llegaron los eventos a Pokémon GO y el primero de ellos algunas especies de tipo fantasma o psíquico. Así mismo durante dicha semana se potenció la incubación de los huevos, así como la obtención de caramelos. Parecía que entonces la popularidad del juego iba a continuar regresando, pero luego llegaron otros tipos de eventos especiales que no siempre obtuvieron la misma repercusión.

Opinión: La evolución de Pokémon GO hasta el verano de 2017

De esa forma nos plantamos en febrero de este mismo año, una fecha clave para el juego de Niantic. Entonces llegaron los Pokémon de segunda generación y con ellos muchos jugadores se animaron a volver a retomar las aventuras en Pokémon GO. Aunque los usuarios del título agradecieron la posibilidad de poder salir a la calle para capturar a nuevas especies, aún se requería de más características para potenciar el juego en equipo o un extra que nos incitase a salir diariamente.

Tras ello han llegado otra serie de eventos temporales que han permitido capturar más fácilmente a ciertas especies o tipos de Pokémon, pero las novedades realmente importantes han llegado con motivo del inicio del verano. Las incursiones han ofrecido una nueva forma de conseguir resbaladizos Pokémon como Lapras, Snorlax, Tiranytar o las segundas formas de los Pokémon iniciales de la segunda generación. Estos retos han ofrecido una nueva forma de jugar a Pokémon GO, ya que para capturar a los Pokémon presentes en las incursiones hace falta formar grupo con otros jugadores, independientemente del color de su equipo.

Puede que a quien no esté jugando actualmente a Pokémon GO le pille desprevenido qué son las incursiones. Estas aparecen a lo largo del día en los gimnasios y durante un tiempo determinado dan la posibilidad de enfrentarse al Pokémon que la preside, con el fin de acceder después a la posibilidad de atraparlos. Hasta ahí parece que realmente sólo se trata de una forma más sencillas de conseguir a esos Pokémon que a priori son más difíciles de obtener, pero todo ha cambiado con las incursiones Legendarias. Lugia, Zapdos, Moltres y Articuno han hecho su acto de presencia en estos difíciles retos y próximamente Mewtwo hará lo mismo con incursiones legendarias aún más especiales.

Conseguir a los Pokémon legendarios es un desafío bastante difícil, por lo que se requiere un alto número de jugadores concentrado en el mismo lugar y a la misma hora. Gracias a esto se han potenciado las comunidades de jugadores de ciudades o barrios concretos y en aplicaciones como Telegram residen muchas de estas. Sin ir más lejos la aplicación de mensajería dispone de cantidad de bots que facilitan las quedadas para estas incursiones o raids.

Es cierto que aún no se ha potenciado el factor competitivo más allá de los gimnasios, los cuales además tienen poco que ver con los que vimos al comienzo del juego y ahora ofrecen muchas más posibilidades. En cualquier caso se ha fomentado el cooperativo, algo mucho más importante a la hora de que los jugadores se unan a la hora de disfrutar de estas incursiones, independientemente del equipo al que pertenezca cada uno.

Cabe destacar además que este verano se ha vivido un evento muy especial que ha tenido lugar en algunos centros comerciales de todo España y resto de Europa. Gracias a este se ha podido capturar mucho más fácil a extraños Pokémon como los Unown o lo que es mejor aún, durante dos semanas ha aparecido Kangaskhan, una especie que hasta la fecha solo había aparecido en Australia.

Mucho se ha hablado durante estos meses de la posibilidad de incluir los intercambios en Pokémon GO, pero añadir esta opción haría que muchas otras características incluídas durante los últimos meses pierdan toda su razón de ser, así como entrenar y enfrentarse a las incursiones legendarias no aportaría ningún interés al juego en caso de que los Pokémon legendarios se pudiesen transferir entre jugadores. Sin lugar a dudas parece mucha mejor opción la inclusión de eventos temporales que den acceso a determinadas especies.

En definitiva, Pokémon GO ha pasado unos meses de penuria, especialmente a finales de 2016 y principios de 2017, pero tras ello ha sabido resurgir el vuelo y aportar algunas características con las que incitar a los jugadores a volver y lo que es más importante, a hacer que jueguen en equipo. La celebración de ciertos eventos queda lejos de pueblos o pequeños rincones de España en la que no hay grandes centros comerciales unidos a la promoción de Pokémon GO, pero aún así es interesante el nuevo método que ha tenido Niantic para aportar novedades al juego y hacerlas de alguna forma exclusivas. Si dejaste de jugar a Pokémon y vuelves a jugar te sorprenderás con todos los cambios y añadidos que se han sumado al título.

Cerrar