Pibones jugones comentan videojuegos en tu zona

El mundo de los videojuegos siempre ha estado, en cierto modo, dividido. Desde que el mundo es mundo y los videojuegos han tenido cabida en él, ha existido la creencia general de que la inmensa mayoría de las personas que se pasaban las horas pegadas a la pantalla del televisor o del ordenador, jugando a sus títulos favoritos, eran del género masculino. Y la industria de los videojuegos ha contribuido a esa creencia, desarrollando juegos que en muchas ocasiones estaban claramente enfocados a ese público supuestamente mayoritario.

Bajo esta premisa no han sido pocas las jugadoras alrededor del globo que han tenido que soportar toda clase de comportamientos machistas por dignarse a adentrarse en un universo que, en teoría, siempre ha estado vetado para ellas. De un tiempo a esta parte, aunque nunca se han callado, y como siempre, han reivindicado su lugar en el mundo, las mujeres que juegan a videojuegos están alzando sus voces para decir basta a la actitud machista y, en ocasiones sobreprotectora también (parece que una cosa no tiene nada que ver con la otra, pero creedme, tiene mucho que ver en este contexto), que el género masculino siempre ha tenido sobre el femenino en… bueno, prácticamente en todo, pero como ahora estamos hablando de videojuegos, pues nos centramos en ello.

¿Por qué os cuento ahora esto si ya en su momento escribí una opinión parecida? Pues porque os quiero hablar sobre un blog que nació precisamente para darle a las mujeres un lugar donde poder disfrutar de sus aficiones, sin la presión de ser una mujer. Todas Gamers es ese blog. Comenzó su camino en abril de este mismo año, y está llevado en exclusiva por mujeres. En este blog, más de treinta jugadoras se reúnen para hablar sobre los videojuegos que más les gustan. Sin presiones, sin un horario, sin nada que las obligue a actuar de una forma o conforme a unas reglas que ellas no han puesto. Todas Gamers es un sitio en el que jugadoras de todo tipo comparten sus experiencias, a veces de forma anónima, escriben reseñas, opinan sobre este o aquel juego, y critican a una sociedad que debe cambiar de una vez por todas si se quiere seguir evolucionando para bien. Es decir, se sienten libres para hablar sobre lo que ellas quieran sin tener que pensar en sus palabras porque el hombre de turno puede aparecer para explicarles, amablemente o no, no importa, lo inmensamente equivocadas que están.

Este blog, cuya mascota es un adorable pug, nació de la necesidad de un lugar exclusivo donde no sentir la amenaza del machismo sobre ellas. Y esto es triste, pero maravilloso a la vez. Como mujer, no dejo de encontrarme con situaciones que son muy violentas y desagradables para mí. Videojuegos donde las mujeres están hipersexualizadas solo para que el jugador se deleite la vista con ellas. Noticias que solo exaltan los atributos de las mujeres, otra vez, como meros objetos de placer. Comentarios hirientes llenos de misoginia en los que nos tratan como histéricas y nos llaman feminazis, simplemente porque decimos algo que no quieren oír. Amenazas, actitudes paternalistas, el famoso “mansplaining”… Podría echar un buen rato, pero creo que ya lo he dejado claro.

En Todas Gamers, estas actitudes nocivas hacia la mujer no existen, simplemente no tienen cabida, son impensables. Es un lugar seguro. Y desde este blog, las integrantes del mismo, haciendo lo que quieren y lo que les gusta, y sobre todo, divirtiéndose, luchan, como otras tantas mujeres en el mundo, para que este planeta, y en concreto, la industria de los videojuegos, también sea un lugar seguro para todas nosotras.

Publicaciones relacionadas

Cerrar