¡Pon un zombi en tu vida!

Hace un frío que pela. Arrimo el cuello del abrigo, me coloco los cascos y subo la capucha. Hay que ir a la redacción y hoy Hells Bells de AC/DC es la banda sonora. No se qué tiene esa canción (el inicio con las campanas de iglesia, el riff machacón, la voz rasgada…) que me da la impresión que a la vuelta de la esquina me van a esperar doce muertos vivientes, arrastrando los pies y apuntándome con sus muñones. Pues mira… ¡nada me apetece más!

Y es que los zombis me encantan, me apasionan. Uno de mis grupos favoritos son los Zombie Valentines, de los Misfits mejor no hablamos que me vengo arriba, y es escuchar a Johnny Cash cuando arranca Amanecer de los Muertos y poco más que muerdo a alguien.

En los videojuegos no falta carnaza: Left 4 Dead para hacerlo con amigos, Resident Evil para un solitario, House of the Dead para acabar lanzando el mando de la Wii a la tele en un descuido, y que tu pareja te deje de verdad la cara como un zombi. Seguro que tendrás otros favoritos, porque para la consola tenemos cientos de seres despellejados, sin un ojo y que arrastran las zapatillas que puedes meterle dentro.

Pero de un tiempo a esta parte ha ocurrido un curioso fenómeno: lanzan un juego, no saben como darle vida o cómo resucitarlo, y la solución acaba siendo sacar a los muertos de las tumbas. Lo han hecho muchos: los Call Of Duty con World at War y Black Ops, o en Red Dead Redemption, donde el colega John Marston no daba abasto con indios y mexicanos que no querían que los volvieran a enterrar. Para el año que viene el barrio de Kabukicho de Tokio (cuando viajes a Japón no querrás salir de allí) se llenará de zombis orientales mordiendo mafiosos en Yakuza: Dead Souls. Así de solicitados están los amigos malolientes.

Yo aplaudo esta iniciativa, la apoyo, la defiendo con motosierra estilo Dead Rising si hace falta. Habrá algún productor que no se atreva y tendremos que convencerle con la recortada de Evil Dead. Porque… ¿os imagináis que todos los videojuegos fuesen de zombis?

Quiero meter un gol en Fifa 12 porque al ir a atrapar la pelota, que por supuesto sería una cabeza, al portero se le destrozasen las manos. Es más, en el juego real si compites contra el Madrid con un equipo irlandés tus jugadores ya se mueven como muertos. Quiero machacar el aro en NBA 2K12 y que el brazo me quede colgando. Me gustaría una carrera de zombis en Forza 4 a 20 kilómetros por hora, que es la velocidad a la que parece que voy cuando trato de ganar a alguien online. Sería chanante ver a Ezio enfrentarse a templarios saliendo de catatumbas, al Comandante Sheppard volviendo a La Tierra y encontrándose que todos los humanos son muertos vivientes, hacer caricias a tu monstruito de piel y huesos en Kinectimals, ponerle ropa de Thriller de Michael Jackson a tu SackBoy que huye por un cementerio de pana, o hacer que Super Mario fuese el protagonista del próximo guión de George A. Romero. Ya lo imagino saltando de zombi en zombi hasta llegar a su princesa, con una ballesta y flechas en vez de monedas que consigues pegando con la cabeza a los cubos.

Sólo hay una cosa que no haría nunca: comerme una receta preparada en Cooking Mama Zombi.

 

Tomás McNulty

(Twitter: @TomasMcNulty)

Publicaciones relacionadas

Cerrar