¿Qué se puede esperar del nuevo modelo de negocio en videoconsolas?

¿Qué se puede esperar del nuevo modelo de negocio en videoconsolas?

Los que lleven unos años jugando a videojuegos habrán observado cómo los plazos de estreno entre una videoconsola y otra se han ido acortando con el pasar de unos años. Un buen ejemplo lo encontramos con PlayStation y PlayStation 2 ya que entre ambas máquinas pasaron seis años, un periodo que se mantuvo con la entrega de la tercera y quinta edición de esta consola.

Sin embargo parece ser que a partir de PlayStation 4 esto va a cambiar ya que 2017 verá la llegada de un nuevo modelo de esta videoconsola: PlayStation 4 NEO, tres años después de la llegada de la primera. Esto supone que el plazo entre ambas consolas ha sido reducido a la mitad. Y es que Sony no ha sido la única en reinventar su consola, también Microsoft ha preparado dos versiones de Xbox One: Xbox One S, que ya está en el mercado, y Project Scorpio, que llegará el próximo año.

Pero lo realmente interesante de estas consolas es que en realidad no se tratan de nuevos productos, es decir, realmente no estamos hablando de PlayStation 5 sino de una versión actualizada de PlayStation 4 que por ejemplo estará mejor preparada para la realidad virtual. Es cierto que con desde la primera versión de PlayStation hemos visto revisiones de todas las consolas de Sony, pero por lo general los nuevos modelos se enfocaban a una máquina de menor tamaño más capacidad de disco duro.

Ahora estas actualizaciones ofrecen verdaderas actualizaciones de hardware que si bien no pueden considerarse plenamente como la siguiente consola en la línea temporal de estas empresas, es verdad que son una actualización a tener en cuenta. Como por ejemplo las ya mencionadas funcionalidades de realidad virtual que incluirá PlayStation NEO.

Llegados a este punto hay que hacer una reflexión, ¿qué ocurre con los usuarios que ya pagaron en su día por el anterior modelo de PlayStation 4? No estamos hablando de una descarga que pueda realizarse para actualizar la consola, sino de una máquina nueva cuyas funcionalidades son imposibles de aplicar de una consola ¿Qué pasa con estas personas, deben pagar igualmente por esta máquina?

Si aceptamos que realmente estamos ante una nueva consola la respuesta está clara: Sí porque en realidad están adquiriendo un producto totalmente nuevo. Pero en este caso cabe hacerse otra pregunta, ¿vamos a tener que estar pagando constantemente por estas actualizaciones?

Y en este caso, si se acortan los plazos entre los modelos, ¿dará tiempo a que realmente se den actualizaciones tan importantes como para realizar el mismo desembolso que por un modelo nuevo? Aún habrá que esperar para comprobar hasta qué punto merecen la pena estas actualizaciones ya que por ejemplo Xbox One S se estrenó el 2 de agosto y aún no ha dado tiempo de saber si ha sido un éxito o el primer paso de este modelo de este negocio no ha sido tan bueno.

Lo cierto es que de momento Xbox One S se ha estrenado con éxito y por ejemplo en Reino Unido se han agotado las unidades de esta videoconsola en varios puntos de venta. Esto indica que el público ha otorgado su voto de confianza a este modelo de negocio, ahora queda para ver la opinión de estos jugadores que la han comprado. La siguiente prueba llegará en 2017 con PlayStation Neo y Project Scorpio.

Videoconsolas que servirán para testear si este modelo de negocio de verdad no está ofreciendo actualizaciones tan importantes como para pagar el mismo precio que por una máquina totalmente importante.

Cerrar