Relevo Portátil

Sin hacer demasiado ruido y casi de puntillas, Nintendo DS va tomando el sendero de la jubilación, dejando paso a su relevo natural: Nintendo 3DS. Por esa misma razón es hora de hacer un balance de lo mucho que nos ha dejado esta consola a lo largo de su extenso ciclo de vida.

Así de primeras, el legado más importante que nos va a dejar Nintendo DS en materia de hardware es su pantalla táctil. Sí, esta consola fue pionera en la aplicación de este tipo de tecnología en un sistema de videojuegos. Y su calado ha sido tal que, hoy en día, es difícil entender una máquina de estas características sin función táctil. De hecho, tanto Nintendo 3DS como la futura PS Vita hacen acopio de esta cualidad.

Pero lo que realmente mide el impacto de una consola (ya sea portátil o de sobremesa) son sus juegos. Y en este caso Nintendo DS puede presumir de haber sido capaz de cimentar un catálogo de juegos abultado, variado y que nos ha dejado múltiples títulos que pasarán a la historia del entretenimiento electrónico.

En cuanto a sus títulos más sonados y exitosos, no podemos dejar de venerar producciones como New Super Mario Bros, los dos Zelda (Phantom Hourglass y Spirit Tracks), GTA: Chinatown Wars, Metroid Prime Hunters o Animal Crossing: Wild World. Todos ellos super conocidos y considerados como clásicos. Pero si profundizamos más en el catálogo de Nintendo DS, encontramos joyas mucho menos comerciales pero realmente majestuosas como The World Ends With You, Okamiden, Elite Beat Agents, Ghost Trick, Hotel Dusk o los remakes de los episodios más clásicos de Final Fantasy y Dragon Quest.

Al margen de esta lista hemos querido dejar sagas enteras que han encontrado en Nintendo DS su hogar. El extraordinario trabajo de Level 5 en Profesor Layton encabezaría dicha lista, seguida de series tan fantásticas como Mario y Luigi, Scribblenauts, Ace Attorney o las nuevas entregas de franquicias tan prestigiosas como Castlevania, Pokémon o Mario Vs Donkey Kong.

Pero como todo buen balance, estaría incompleto sin apuntar un par de críticas. La más importante tiene que ver con el talante de los juegos diseñados para esta consola. A pesar de su incuestionable variedad es difícil encontrar título alguno para Nintendo DS con un PEGI de 18+, dejando claro que esta máquina nunca ha estado especialmente orientada a los usuarios más adultos. Y, cambiando de tercio, el uso que se ha dado a la segunda pantalla de la portátil nunca ha terminado de cuajar, quedando en el 95% de los casos para mostrar mapas y pantallas de juego totalmente secundarias.

Pero en conjunto, Nintendo DS ha sido una consola de un éxito más que notable y que pasará a la historia como una de las portátiles más queridas, influyentes y populares de la historia, codeándose con la mismísima Game Boy. 150 millones de consolas no se venden todos los días…


 

Publicaciones relacionadas

Cerrar