Rey con mostacho

Link, Samus Aran, Donkey Kong, Kirby, los Pokémon… La lista de personajes icónicos de esta industria que ha ido creando Nintendo a lo largo de los últimos 25 años es impresionante. Ninguna otra compañía posee un elenco de personajes tan emblemático y conocido. Es más, en este sentido sólo se nos ocurre una compañía capaz de competir contra la Gran N en este mismo terreno (aunque en otro sector): Disney.

Con esto lo que queremos decir es que son muchos los personajes nintenderos que gozan del tirón suficiente como para que cada título que protagonizan, éste se convierta en un auténtico súper ventas. Sin embargo, muchos os habréis dado cuenta de que todavía no hemos pronunciado la palabra mágica por antonomasia de Nintendo. Esa que resume el por qué nos gusta tanto eso de “darle” al pad de control. Esa que pone en marcha nuestra imaginación. Esa que nos hace sentir nostalgia. Esa que soluciona todos los males. Esa que es sinónimo de calidad. Esa que, en definitiva y por alguna extraña razón, sólo con escucharla nos hace sentir mejor: Mario.

Y es que Mario es mucho Mario. De hecho, y a pesar de la competencia “interna” que debe afrontar el fontanero, cuando las cosas se ponen feas y se debe recurrir a su ayuda, Nintendo no lo duda ni un instante y le pone a trabajar… en diversas áreas que nunca tienen que ver con su profesión. ¿Y cuál es el “fuego” que debe apagar esta vez? Pues ni más ni menos que Nintendo 3DS.

La consola portátil no ha acabado de despegar, eso está claro. Las ventas no han llegado a alcanzar ni de lejos las cotas que en un principio cabía esperar, ni tan siquiera después del fulminante recorte de precio que experimentó la consola hace unas semanas. Y ante la inminente llegada de PS Vita, la gran competidora a la que Nintendo 3DS va a tener que hacer frente desde febrero del año que viene, Nintendo tiene que apretar el acelerador a marchas forzadas para tratar de captar el mayor número de usuarios posible antes de que esto suceda. Y ya sabéis a quién le ha tocado el “marrón” de hacerlo…

Super Mario 3D Land ya ha visto la luz del día aquí en Europa. No hay aún datos de venta pero, a juzgar por lo que ya hemos podido disfrutar de esta obra maestra, el juego va a hacer que la consola aumente el ritmo de ventas a lo bestia. No en vano, en Japón se han duplicado las ventas de la máquina coincidiendo con su salida.

Sin embargo, y al menos en lo que se refiere a ventas puras y duras, el verdadero mega-hit va a ser Mario Kart 7. Y es que en los últimos años esta serie de velocidad avalada por el propio Mario ha logrado vender aún más unidades que los últimos títulos plataformeros de Mario, lo cual es mucho decir. Mario Kart 7 va a arrasar, eso lo tenemos tan cristalino como que Bowser volverá a raptar a la princesa Peach.

En definitiva, Nintendo ha confiado una vez más en su héroe por excelencia a la hora de la verdad. Mario sigue siendo la joya de la corona de Nintendo y, por lo que parece, esto va a seguir siendo así durante muchos lustros.


 

Publicaciones relacionadas

Cerrar