¿Cómo funcionará el mundillo de los videojuegos en 2030?

De aquí a una década el panorama podría cambiar drásticamente... o no.

Juegos Futuro

Nadie tiene una bola de cristal mágica como la de la vieja adivina Baba de Dragon Ball. Por tanto, resulta imposible predecir el futuro del panorama de los videojuegos. Pero… teniendo en cuenta los últimos avances tecnológicos, podemos hacernos una ligera idea de que lo nos deparan las grandes compañías del mundillo del gaming.

No obstante, analizar lo que va a suceder de aquí a una década puede acabar en un anómalo galimatías similar al de los coches voladores —y otros tantos elementos— de la mítica saga ‘Regreso al Futuro’. Es decir, dentro de 10 años contaremos con toda clase de novedades tanto a nivel de software como a nivel de hardware, pero podría no llegar a ser tan fascinante como soñamos.

Dicho lo cual, en este artículo vamos a dilucidar qué nos depara el año 2030 en relación al mundillo de los videojuegos. ¿Seguiremos utilizando videoconsolas? ¿Se asentará la realidad virtual? ¿Qué sagas seguirán estando presentes?

¿Desaparecerán las videoconsolas en 2030?

PS5 Concepto

La nube, esa gran plataforma de servicios de almacenamiento online que todo el mundo sabe que está ahí… pero nadie la puede ver. A lo largo de los últimos años, la nube ha estado presente prácticamente en todos los ámbitos de nuestra sociedad: libros, revistas, periódicos, documentos, películas, aplicaciones y, sí, también videojuegos.

Desafortunadamente —en especial para los más románticos—, los juegos digitales y las plataformas de videojuegos en streaming han ido apoderándose del panorama gaming, y la tendencia parece indicar que llegará un día en el que los videojuegos en formato físico acaben desapareciendo. Pero, ¿indica esto que las videoconsolas también se desvanecerán de la existencia por siempre jamás?

No necesariamente. Y mucho menos en 2030. Seguirán habiendo cientos de razones para que los consumidores sigan demandando videoconsolas en lugar de contratar servicios gaming en su televisor. Michael Pachter, analista de Wedbush Securities, hablaba así sobre el tema:

«Seguramente las videoconsolas seguirán estando presentes, con más presencia de PCs gaming, para aquellos que quieran disfrutar de una experiencia de gráficos más pura y rápida.»

Dejando a parte el eterno debate PC gaming vs videoconsolas, lo más lógico y natural es pensar que en el año 2030 seguiremos esperando nuevas generaciones de videoconsolas como PlayStation, Xbox o Nintendo.

Y aquí entra en juego la realidad virtual, una tecnología que avanza a pasos agigantados y que ya está al alcance de todos los jugadores. La pregunta es, ¿seguirá desarrollándose de tal forma que ofrezca una experiencia mucho más fiel a la realidad dentro de 10 años? Probablemente no, pero sin duda será una gran alternativa con mejoras asombrosas.

Podríamos contemplar la supremacía de un «Netflix del gaming»

Gaming Room

El movimiento del formato físico al formato digital es, en gran parte, un fundamento generacional. Los consumidores más jóvenes están mucho menos ligados a las posesiones. Tal y como P. J. McNealy, de Digital World Research, afirma; los jóvenes han crecido acostumbrados a adquirir música en plataformas como Spotify o Apple Music, visualizar y descargar contenidos audiovisuales en servicios como Netflix o HBO, y a jugar a sus juegos favoritos en Xbox Game Pass, Steam, Apple Arcade o Google Stadia.

«Los juegos son los siguientes en este nuevo horizonte, y los días de comprar un juego por 60 dólares están terminando para un gran segmento de la población, reemplazado por una suscripción a un servicio como Xbox Game Pass.»

En esta fase en ciernes de las plataformas de videojuegos en streaming, es difícil cavilar qué compañía logrará hacerse con el monopolio de aquí a 10 años vista. Google lo está haciendo muy bien con su servicio Google Stadia, ya cuentan con más de 30 franquicias de videojuegos como Bethesda, Electronic Arts, Rockstar Games y Ubisoft. Pero esto no ha hecho nada más que empezar. Los juegos en streaming seguirán evolucionando.

Por supuesto, siempre habrá jugadores tradicionales que prefieran el formato físico a este tipo de servicios. Pero la versatilidad, los costes y la accesibilidad que ofrecen este tipo de plataformas harán que poco a poco estos servicios dominen el mercado.

Nuestra opinión

Dentro de 10 años veremos videojuegos con un nivel gráfico muy superior al actual, con más realismo y fidelidad. La conectividad también formará un papel fundamental en referencia a qué nos deparará el año 2030, donde los juegos multijugador seguirán evolucionando y ofreciendo toda clase de nuevas experiencias. Otra de las cosas que seguiremos viendo, cada vez más, serán los micropagos en juegos gratuitos.

Pero hay una cosa que, esperemos, no cambiará en 2030. Las obras maestras, las buenas historias y las experiencias que nos hagan llorar de la emoción tras finalizar nuestros juegos favoritos. ¡2030… allá vamos!

Sergio J. Ortiz Díaz

Humilde aficionado a la fotografía, la literatura, el cine y la tecnología. Algunos de mis videojuegos favoritos son Journey, SWBF y RiME. Larga vida a Age of Empires II.

Publicaciones relacionadas

Cerrar