Los videojuegos son el demonio y no deberías leer estudios que dicen lo contrario

El mito más extendido del mundo de los videojuegos lo desmiente un estudio y tampoco parece suficiente.

violencia en videojuegos

Los detractores de los videojuegos llevan años, décadas incluso, impulsando una corriente que promueve una visión distorsionada de los productos nacido del ocio interactivo. En los últimos años, con la proliferación de los mismos, se han intensificado las protestas que aseguran que generan violencia entre los niños y jóvenes, que provocan déficit de atención o que incluso son los responsables de hechos realmente atroces. En definitiva, son el demonio. En los últimos días ha aparecido un estudio que afirma que no hay ningún tipo de relación entre los videojuegos y la violencia, según la Universidad de Oxford. Pero, ¿es esto suficiente para convencer a todos aquellos que ven a la industria como el enemigo?

Nuestras investigaciones sugieren que los partidismos de los investigadores pueden haber influenciado estudios previos sobre esta materia. Y haber distorsionado nuestra comprensión sobre los efectos de los videojuegos.

¿Por qué voy a considerar posturas que son contrarias a la mía?

videojuegos violentos

No es ningún secreto que una gran parte de la población mundial cree poseer la verdad absoluta de todas las cosas. Opiniones hay tantas como ombligos en el mundo y el arte de debatir se está perdiendo entre la maraña de plataformas que permiten adoptar una actitud extremista y cargada de odio hacia todo lo que se cruce en nuestro paso. Si mi opinión es lo único que vale, ¿por qué tengo que considerar como óptima la que aplican unos profesionales en base a datos empíricos? Sofistas, vosotros no habláis por mí.

Y si los sofistas no me convencieron, mucho menos lo van a hacer desde la Universidad de Oxford, donde seguramente el estudio lo hayan realizado aficionados a los videojuegos que quieren contrarrestar mi brillante corriente de pensamiento. No importa nada de lo que digan, pero seré el primer en alzar la voz cuando en un informativo se señale a los videojuegos como la causa del accidente de un avión por la inexperiencia del piloto, o cuando se afirme que hay matanzas en los institutos porque los jóvenes cada día están más enganchados al Carlos Duty ese. ¿Veis cómo son el demonio?

duke nukem sangriento

Además, en ese propio estudio que tanto se está alabando entre la industria del videojuego en estos momentos también se afirman que son la causa de diversos sentimientos negativos y enfados. No como el fútbol, que nunca ha hecho ningún mal a nadie y todo es pacifismo en los estadios, eso sí que es arte. ¿Qué van a poder aportar los videojuegos? ¿Enseñanzas? ¿Cultura? ¿Mejorar las habilidades mentales? Yo solo veo adicción, vicio y agresividad.

Con mis ideas a muerte, antes que admitir un error

violencia en videojuegos

Porque jamás podré fiarme de compañías que provocan que un usuarios de sus productos mate a sus padres y a su hermana con una katana porque vio cómo lo hacía un tío de pelo blanco en la televisión. ¿Es que vamos a permitir que siga ocurriendo esto? ¿Acaso los videojuegos no podía ser un bálsamo para expresar situaciones tan reales como el acoso escolar y otros aspectos que envuelven a los jóvenes y condenarlos? Seguro que no hay ninguno que haga todo eso, por mucho que cuatro gatos digan que son un reflejo de la sociedad en la que vivimos.

Solo sirven para provocar disputas, se basan en guerras, en elementos fantásticos que hacen que los niños vivan en los mundos de Yupi y no presten atención a lo verdaderamente importante para labrarse un futuro. ¿Qué es eso de los esports? ¿Qué mérito tiene ganarse la vida tocando botones de un mando? Eso es algo que puede hacer cualquiera, no tiene ningún misterio. ¿Cómo voy a permitir que la sociedad se transforme en eso? Es impensable que los niños de hoy en día sueñen con dedicarse a disfrutar de lo que realmente les gusta, en lugar de invertir su tiempo en estudiar algo que socialmente está bien visto. Los videojuegos no son el camino para nada.

muerte de aeris

Pero siempre saldrán historias de esas, aisladas, en las que una madre agradece a una compañía por haber ayudado a su hijo a evitar el suicidio que rondaba su mente. ¿Pero cómo va a conseguir eso un videojuego? ¿No será que el chaval ya tenía ciertos problemas mentales y no se le buscó ayuda cuando se debería haberlo hecho? Son mucho más comunes los actos delictivos y los asesinatos por su causa que estas historietas de paz y amor, eso sí es causa de los videojuegos, no de estados mentales alterados. ¿Por qué no salió esta madre en los informativos? Seguro que más de uno diría que es porque no vende lo suficiente y que solo buscan el morbo de historias distorsionadas. Pobres ilusos.

No puedo aceptar que alguien intente inculcarme una corriente de pensamiento solo porque lo diga un estudio de una prestigiosa universidad. Tenéis que creerme, de verdad, los videojuegos son el demonio y deberíais dejar de creer todo lo que os dicen expertos en la materia, porque solo quieren lavaros el cerebro. Yo solo soy un ciudadano de a pie que odia los videojuegos y no pienso parar hasta erradicarlos.

Estos son mis principios, y si no le gustan…

mando playstation roto

Si has llegado hasta aquí, supongo que es debido a que has captado el tono irónico y sarcástico del artículo. En caso contrario, tal vez estés a punto de llevarte una desagradable sorpresa. No creo que los videojuegos sean el demonio, lamento la decepción si te estabas relamiendo al leer estas líneas. Creo que son un elemento didáctico y que son capaces de aportar multitud de cosas tanto al individuo como a la sociedad en sí. Por supuesto que también tienen vertientes negativas y en las que hay que seguir trabajando. Pero, ¿acaso no es algo que suceda en el día a día?

Todos los movimientos culturales y socio políticos tienen sus ventajas e inconvenientes, pero no por ello son menos válidos en sus intenciones. Puedes estar más o menos de acuerdo con lo que proponen, pero tienen elementos inspiradores para todos aquellos que los persiguen. Los videojuegos están en constante evolución, es una industria relativamente joven que ha sabido sobreponerse a muchas adversidades y abordar asuntos realmente delicados con sumo acierto. También han cometido errores, por supuesto, por es un factor más para seguir aprendiendo y evolucionando.

mando xbox roto

A veces convendría pararse a pensar y analizar. Tal vez los videojuegos hayan sido el impulso de actos desalmados y atroces, pero también han salvado vidas y han servido con válvula de escape para mucha gente. No son un componente que incite a la violencia per se, no difieren mucho en este sentido de otros ámbitos como la política o el deporte. Simplemente son un elemento desconocido para muchos y es más sencillo señalarlos como la causa de todos los males antes de admitir que tal vez no estemos siendo la mejor de las sociedades. Para finaliza, quiero acudir a una cita del actor Groucho Marx, quien popularizó aquello de «estos son mis principios, pero si no le gustan tengo otros». Pues sí, señor Marx, tal vez sea necesario que exploremos otros principios.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar