Por qué Sonic Colours es uno de los mejores juegos del erizo

Sonic Colours nació en la mítica Wii para convenrtirse en uno de los juegos mejor valorados por los seguidores del erizo azul de SEGA.

Publirreportaje

Sonic está de enhorabuena este 2021, porque no todos los días se cumplen 30 años en el mundo de los videojuegos. SEGA ha querido rendir homenaje a uno de sus personajes más queridos del modo que se merece y, más allá del prometedor futuro que le aguardan, no han perdido oportunidad de traer de vuelta uno de los videojuegos más exitosos de la época moderna del erizo azul. Se trata de Sonic Colours, que ahora cuenta con una versión Ultimate con numerosos añadidos para ampliar una experiencia que ya era sublimen en su momento, cuando llegó a Wii.

Pero, ¿por qué Sonic Colours es un videojuego tan bien valorado por la comunidad? Hay que resaltar que se trata de un título que llegó en un momento algo delicado para la saga y que se creó con la idea de atraer nuevo público, permitiéndoles disfrutar de la aventura como si fuera su primer videojuego de Sonic. El resultado fue una auténtica maravilla que destacó por muchos aspectos y en este publirreportaje te contamos algunos de los más impresionantes, provocando un antes y un después en la franquicia más conocida de SEGA.

Niveles excepcionales para todos los gustos

sonic colours ultimate 2

Sonic Colours llegó para hacer honor a su nombre, disponiendo de un fantástico parque de atracciones donde el color era la nota dominante, haciendo que todos sus niveles fueran magníficos y derrocharan alegría, algo que iba en sintonía con el nuevo tinte que se le quiso dar a la historia, menos adulto y más destinado al público habitual de Nintendo, que pudiera entender Colours como su primer gran videojuego de Sonic. Con ello, el resultado es increíble, regalando estampas de lo más interesantes, permitiendo observar entornos variados, únicos y que poco se había explorado hasta ese entonces en la franquicia del erizo azul. Un derroche de originalidad en el desarrollo de niveles que entra por los ojos y sorprende por sus posibilidades jugables.

Algo que en la versión Ultimate que se ha recibido recientemente provoca una mayor sensación de impacto, con entornos lumínicos muy cuidados, una paleta de colores renovada y la capacidad de compararse a nivel visual con otros videojuegos de plataformas de la actualidad. El legado de Sonic Colours es impresionante y en SEGA han sabido cómo rescatar esa esencia tan mágica que deslumbró al mundo en 2010 para traerla de vuelta, consiguiendo exprimir al máximo las posibilidades de sus niveles y sacarle partido a los entornos, dándoles un ambiente más realista y bonito de lo que ya eran por aquel entonces.

Una asombrosa mezcla entre los entornos en dos y tres dimensiones

sonic colours ultimate

En la actualidad esto es casi un santo y seña de los juegos de Sonic, pero por aquel entonoces fue la demostración de que la fórmula funcionaba. Mezclar entornos 3D y 2D con acierto fue una de las grandes claves del éxito de Sonic Colours en su lanzamiento original. Bien es cierto que predominaban los diseños en 2D para el desarrollo de gran parte de los niveles, especialmente aquellos que se desarrollan a una velocidad desenfrenada, pero el cénit del título se encontraba en esos cambios de plano tan poco habituales en aquellos momentos y que permitían dibujar escenas impresionantes para cambiar de plano en una décima de segundo mientras Sonic seguía su carrera por los intrincados niveles.

La mezcla le sentaba de maravilla y supuso un avance colosal que tuvo su continuación en el resto de títulos que vieron la luz tras él. Sin duda, uno de los aspectos mejor valorados de Sonic Colours que, además, permitía una mayor versatilidad para incluir nuevas opciones en la jugabilidad, como la que comentaremos a continuación y que se estrenó para quedarse en todos los títulos posteriores de la franquicia.

Los wisps: una forma de lo más novedosa de disfrutar de un juego de Sonic

sonic colours ultimate

Sin duda, la gran revolución de Sonic Colours: los wisps, una raza alienígena de lo más encantadora que ayuda al héroe de la aventura para adquirir nuevas habilidades. Fue una mecánica realmente innovadora en su momento y el aspecto que más impresionó del título que nos ocupa, de lejos. Su introducción fue un soplo de aire fresco, una manera de entender la jugabilidad de un juego de Sonic de manera completamente diferente y novedosa. De este modo, los wisps se introducían en el cuerpo de Sonic para darle poderes de lo más especiales: taladrar entornos subterráneos, llenar el indicador de impulso, convertir a Sonic en un planeador extraterrestre, en una bola de pinchos o incluso en un agujero negro capaz de succionar enemigos.

Una auténtica locura que encantó a todos aquellos que lo jugaron por primera vez y que se ha trasladado de manera fascinante a Ultimate, con muchos más efectos de luz y de color a sus habilidades, permitiendo deleitarse cada vez que se ejecutan. Una explosión realmente divertida que tardó más en llegar de lo que se hubiera podido esperar pero que, una vez que se introdujo, ha permanecido presente en toda la saga, lo que permite apreciar la importancia de Colours en el desarrollo de Sonic.

Un salto gráfico sensacional respecto a sus anteriores entregas

sonic colours ultimate

Los gráficos son uno de los aspectos más importantes de la actualidad de los videojuegos y con Ultimate se ha conseguido mejorar de manera notable este aspecto respecto al título original. Sin embargo, en 2010 las cosas eran diferentes y la jugabilidad era un punto fundamental para el buen desenvolvimiento de un videojuego, tuviera las características que tuviera. Sonic Colours era muy bueno en lo que hacía, pero también propuso un salto gráfico demencial respecto a lo que se había apreciado en sus anteriores entregas y, además, de lo que se podía esperar de una consola como Wii. De este modo, Colours destacó notablemente por una jugabilidad divertida, frenética, que ofrecía nuevas opciones y que, por otro lado, conformaba una fórmula dominada por un estilo gráfico sensacional y que fue realmente rompedor en su momento.

De hecho, la revisión de Sonic Colours Ultimate permite apreciar el tremendo potencial que tenían los diseños y la dirección de arte del juego original, exprimiendo sus capacidades y regalando estampas de lo más impresionantes gracias a los avances de la tecnología en estos últimos años. Sin duda, uno de los títulos más coloridos e impresionantes que ha protagonizado Sonic.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar