6 cosas que Final Fantasy XVI debe tener para ser un éxito

La nueva entrega de la saga de Square Enix está a la vuelta de la esquina. Esto es lo que quieremos de FFXVI.

Final Fantasy XVI se sitúa en el horizonte como uno de los proyectos más grandes que se haya creado en las oficinas de Square Enix. No son pocos los rumores que afirman que será uno de los grandes anuncios del PlayStation Showcase del próximo 16 de septiembre, contando con una exclusividad en PlayStation 5. Ante la presunta cercanía del anuncio y con todas las dudas que dejó la última entrega numérica, tras someterse a uno de los desarrollos más controvertidos de la historia del estudio, queremos dar algunas de las claves que necesita el decimosexto título de la serie.

Una historia a la altura de los títulos clásicos

final fantasy xiv

Uno de los grandes problemas con los que han contado las últimas entregas numeradas, especialmente Final Fantasy XIII y Final Fantasy XV es que sus historias no han conseguido captar la atención del público mayoritario. En el primero de los casos, la complejidad del mundo de la Fabula Nova Crystallis y su manera de introducirla al jugador provocaron cierta desidia a la hora de enfrentarse a la propuesta; la historia de Noctis, por su parte, pecaba de lo contrario: simple y sosa, aburriendo en más de la primera mitad del juego, con lo que muchos lo abandonaban antes de llegar a los momentos importantes.

Con ello, Square Enix debe centrarse en conseguir recuperar la esencia de la serie, con esos guiones elaborados que conformaban una historia sensacional y cargada de matices y momentos épicos desde los primeros compases. La introducción en la próxima generación debe ser clave para la empresa japonesa, por lo que crear un título que consiga ganarse el favor de todos los seguidores de Final Fantasy es crucial. Más aún teniendo en cuenta que será algo paralelo a los lanzamientos episódicos de Final Fantasy VII Remake.

Un gameplay dinámico con nuevas mecánicas

chocobos en final fantasy

A estas alturas ya no es ningún secreto que Final Fantasy ha evolucionado para dirigirse hacia otros derroteros. Las dos entregas mencionadas anteriormente fueron revolucionarias en su sistema jugable, más allá de abandonar el clásico ataque por turnos (una polémica decisión que la serie sigue arrastrando a día de hoy). Sin embargo, se tomaron ciertas decisiones acertadas y que aportaban frescura a la propuesta, algo que también debería estar presente en Final Fantasy XVI. De este modo, la implementación de puzles, minijuegos y la manera de moverse por el mundo deben ser algo que impacte y que no se haya explorado en demasía en otras entregas.

Desde Square Enix han sabido crear producciones muy variadas y cargadas de elementos diferenciadores. Es cierto que tal vez no sea la mejor saga con la que experimentar, pero manteniendo ciertas bases inamovibles, la creatividad puede ser el punto de partida hacia algo nuevo que consiga alimentar las ansias de los jugadores más clásicos y seguir atrayendo a los nuevos. No olvidemos que las ventas de Final Fantasy XV no fueron nada mal para el esfuerzo (y tiempo) que costó que viera la luz, por lo que ese tipo de revolución también es importante para garantizar su éxito.

Dualidad entre acción directa y ataque por turnos

ff victoria
Las poses de victoria tras batalla son uno de los elementos clásicos del ataque por turnos

Algo que Final Fantasy VII Remake ha conseguido es generar un sistema de combate soberbio que sirviera como híbrido entre la acción real y el ataque por turnos. Probablemente esta sea la fórmula más correcta de afrontar el sistema de Final Fantasy XVI, contando a todo tipo de usuarios, más si cabe teniendo en cuenta que ha sido uno de los pilares básicos de la historia de Cloud y compañía. Con ello, la idea principal del decimosexto episodio numérico de la serie debería estar basada en la acción directa con pequeños tintes de ataque por turnos.

¿Y cómo sería posible hacer esto? Si desde Square Enix no quieren calcar el sistema de Final Fantasy VII Remake, lo mejor sería definir la estrategia al inicio de la batalla y después realizar las acciones en acción directa. Otra de las opciones más viables sería dedicar ciertas misiones al ataque por turnos y así ofrecer una dualidad de lo más satisfactoria para ambos modelos. Aunque lo más lógico sería seguir la senda del remake del séptimo episodio.

Un mundo abierto rico y con grandes posibilidades

mundo abierto final fantasy
El mundo de FFXVI debe ser amplio y muy variado

La gran crítica dedicada a Final Fantasy XIII fue la ausencia de un mundo abierto hasta bien entrado el juego, algo a lo que también se ha enfrentado en cierta medida Final Fantasy VII, lo que viene a denominarse el «efecto pasillo». Por ello, la premisa principal de Final Fantasy XVI debe ser la de ofrecer un mundo abierto cargado de posibilidades y con una riqueza de entornos como no se haya visto en ningún otro título de la saga. Con ello, se demostraría de qué es capaz Square Enix en la próxima generación y darían un golpe sobre la mesa para aquellos que solicitan esa vuelta hacia los orígenes.

De este modo, incluso una de las opciones que se podría barajar para obtener el éxito deseado es que se regrese a una temática medieval, abandonando lo futurista y lo contemporáneo, para así conseguir rememorar los grandes momentos que protagonizó la saga en este marco. Un título que vuelva a sus raíces y que pueda enmendar los errores que han acusado las últimas entregas de cara al público.

Contar con un personaje protagonista con carisma

FF personaje femenino
Este personaje de una demo técnica de Square Enix sería ideal para Final Fantasy XVI

Probablemente, Noctis sea uno de los protagonistas que han pasado más desapercibidos en la historia de Final Fantasy, caso contrario al que protagonizó Lightning. El carisma y la personalidad serán fundamentales para definir al personaje que protagonice Final Fantasy XVI y así generar empatía con el público para enfrentarse a su aventura. La lógica invita a pensar que en la nueva entrega se debería controlar a un personaje femenino, ante la disparidad en número de protagonistas femeninas en la serie y el auge de las mismas en grandes producciones de los últimos años.

De este modo, desde Square Enix deben realizar un trabajo excepcional en la construcción de personajes y especialmente en el principal. Si Final Fantasy XIII lo salvó en cierta medida el éxito de su protagonista, la decimoquinta entrega no corrió la misma suerte, por lo que cada elemento es clave para que el título pase a formar parte del Olimpo de los Final Fantasy y no un juego más que se quede en el camino sin pena ni gloria.

El aspecto gráfico que se debe esperar de la próxima generación

ff personaje
Los gráficos deben alcanzar un nivel nunca antes visto

Obviamente, teniendo en cuenta los rumores que afirman que Final Fantasy XVI será un título con exclusividad en PlayStation 5, la compañía japonesa debería demostrar un enorme músculo técnico para saber hasta dónde puede llegar la nueva consola de Sony y exprimir sus nuevas características para ofrecer un Final Fantasy que se aproveche del SSD, el raytracing y todos esos conceptos que ya nos hemos aprendido de memoria en todos estos últimos meses. Así, la decimosexta entrega debería ser la más grande que se haya visto nunca.

Y obviamente no solo el tamaño importa en este sentido, sino que los tiempos de carga deberían reducirse al mínimo (tal y como sucede en Final Fantasy VII Remake) y lucir un aspecto gráfico capaz de quitar el hipo. Dado que el lanzamiento del título debería estar previsto para 2022 ó 2023, lo más lógico es que esté desarrollado bajo Unreal Engine 5 (a no ser que utilice el nuevo motor de Square Enix, tal y como se comentó hace tiempo), con lo que debería acercarse a la increíble demo técnica que se vio del nuevo motor de Epic Games. Sea como fuere, si Final Fantasy XVI es una realidad, nos queda muy poco para disipar todas estas dudas y saber de qué se trata finalmente.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar