El arte de Assassin’s Creed Valhalla: cómo trasladar la historia a una sola imagen

La nueva entrega de la saga fue presentada de un modo muy especial.

assassin valhalla

A nadie dejó indiferente el modo en el que Ubisoft presentó Assassin’s Creed Valhalla, la nueva entrega de la legendaria saga de asesinos que llegará durante este año a las consolas de actual generación y, muy posiblemente, a las de la próxima. La revelación se realizó mediante el proceso creativo de su arte promocional desde cero, bajo la firma del artista BossLogic, cuyo resultado final puedes ver más abajo. Aunque se hizo de rogar en el proceso para revelar finalmente el nombre del título, durante el proceso se pudieron ver detalles espectaculares de lo que será este juego.

Sin duda, es uno de los proyectos más ambiciosos en los que se ha embarcado la compañía francesa hasta el momento, ya que hay hasta 15 estudios diferentes implicados en él. Una buena prueba de lo que supone una propuesta de este calibre, que se situará en la transición de dos generaciones de consolas. Una lucha por la conquista, el fin de una era y el comienzo de otra. Tal y como sucedió en el siglo VIII, cuando la era vikinga comenzaba a abrirse paso por territorio anglosajón. Se trata de una de las etapas doradas de la historia escandinava y una enorme fuente de influencia a nivel global, por lo que Ubisoft sabe a lo que se enfrenta con esta nueva entrega.

imagen asassin valhalla

El trabajo de BossLogic trasciende más allá de lo que es mostrar el proceso creativo de una imagen promocional, sino que se sumerge en la calidad artística de la historia, como plasma el lienzo de un cuadro que nos trasmite detalles imprescindibles de épocas pasadas. Entre su composición, hay aspectos que empiezan a definir lo que será el juego y que ya hemos podido percibir en producciones como Vikingos o The Last Kingdom, entre otras. Un juego de invasión y transición histórica que encaja a la perfección con el momento que viven los videojuegos.

La historia de una conquista: el ejército pagano invade Inglaterra

ejército pagano vikingo

La contraposición de las imágenes, de las que hablaré más tarde, ya da una firme idea de lo que podremos encontrar en Assassin’s Creed Valhalla: una batalla por la conquista de territorio, donde los vikingos se alzan con su potencial, navegando por aguas embravecidas en buscar de expandirse hacia nuevos horizontes, en este caso Inglaterra. Los primeros saqueos del ejército pagano en terreno anglosajón datan de finales del siglo VIII, dando comienzo a la era vikinga que se extendería durante los siguientes siglos. Nos encontramos ante un período donde lo visceral y la violencia sobrepasan cualquier nivel que se haya visto en otra entrega de la saga.

Aunque por todos es conocida la historia de Ragnar Lothbrok, gracias a la serie Vikingos, fueron sus hijos los que realmente tomaron Inglaterra prácticamente en su totalidad, quedando tan solo el reino de Wessex bajo el mandato anglosajón, liderados por Alfredo el Grande. Una de las mayores conquistas del ejército vikingo fue la del reino de Mercia, que ayudó a crear una ruta terrestre entre Anglia oriental y Northumbria. Dada la composición utilizada en la imagen de BossLogic, lo más lógico es que el período que presente Assassin’s Creed Valhalla nos muestre este período de conquista y la defensa de Wessex frente a su invasión. De este modo, tal vez la etapa histórica en la que se desarrolle la entrega sea más amplia de lo que se ha visto anteriormente.

castillo bamburgh

Parece difícil pensar que se cree un Assassin’s Creed en la época vikinga sin la presencia de Ragnar Lothbrok, Lagertha o incluso sus hijos, pero este período ofrece un juego mucho más amplio y que abarca nada menos que tres siglos. Esto permitiría que aparezcan diferentes localizaciones, tanto vikingas como anglosajonas, lo que permitiría comprobar esa diferencia de culturas y la confrontación entre ambos bandos. De hecho, permitiría no solo enfrentarse a los ejércitos del rey Alfredo, sino también a los de otro de los grandes reyes anglosajones: Æthelred.

No obstante, si volvemos a la imagen y a la composición de la misma, el castillo que más se acerca al utilizado por BossLogic es el Castillo de Bamburgh, en Inglaterra. Teniendo en cuenta que más tarde aparece en llamas mientras los ejércitos vikingo y sajón se enfrentan en el campo de batalla, eso nos llevaría hasta el siglo X, pues la fortaleza fue destruida por la invasión vikinga en el año 993, un siglo después de la muerte de Alfredo. Esto puede ser un síntoma más de esa ruptura en la línea temporal, abarcando varios siglos de la invasión vikinga o la confirmación de que Ubisoft quiere alejarse de la época dorada de Ragnar y sus descendientes próximos.

La presencia de los Drakkar y los ojos de Odín

drakkar vikingo

Lo que no falta en la parte izquierda de la imagen son las referencias vikingas que son totalmente válidas para los tres siglos de invasión. Los Drakkar eran los navíos más utilizados por el ejército vikingo en sus traslados a otros territorios. Eran los barcos de guerra por excelencia, algo que define su mascarón con forma de cabeza de dragón. Si nos centramos en la época mencionada anteriormente, lo más probable es que se trate del ejército del rey noruego Olaf Tryggvason, quien reinó en Noruega de los años 995 al 1000. Además, su barco Ormen Lange fue uno de los más conocidos en la historia escandinava.

Otro de los elementos que no pasa inadvertido es la aparición de un cuervo, que sustituirá al águila que se venía utilizando en las dos últimas entregas de Assassin’s Creed. Los cuervos tienen una enorme relevancia en la cultura y mitología nórdica, ya que eran los asociados a los ojos de Odín: Hugin y Munin. Los dos cuervos se encargaban de viajar por el mundo para obtener información que ofreciera conocimiento al dios de los dioses de la mitología nórdica; Hugin era el pensamiento y Munin, la memoria. Teniendo en cuenta la utilidad que tienen en la saga, es fácil identificar este cambio.

cuervos de odín

La simbología siempre ha sido uno de los pilares fundamentales de la cultura vikinga, al igual que el misticismo de sus creencias. El Valhalla era un lugar reservado para los guerreros que murieron en combate y son recibidos por Odín, en Asgard. Los elegidos por el gran Dios para ser trasladados hasta el majestuoso Valhalla son conducidos por las valquirias hasta su descanso eterno, en el que compartirán su nueva vida con otros guerreros de su misma condición. Ese viaje espiritual también está plasmado en la imagen conceptual de la nueva entrega de Assassin’s Creed, con el halo similar a la aurora boreal que se dibuja sobre los guerreros. Una técnica que tiene diferentes interpretaciones y que puede apuntar directamente hasta este destino de los grandes guerreros del ejército pagano.

La figura de las guerreras vikingas

guerreras vikingas

Uno de los aspectos que más comentarios ha generado desde la presentación de Assassin’s Creed Valhalla es la presencia de un personaje masculino como la imagen principal. Es cierto que al imaginar a un guerrero vikingo, lo primero que se viene a la cabeza es un hombre con grandes barbas, rudo y un auténtico animal en el campo de batalla. No obstante, las mujeres también fueron muy importantes en la era vikinga, siendo auténticas guerreras. Aunque la mayoría las conoce como escuderas, una imagen que también se ha podido observar en la serie Vikingos con Lagertha, en realidad eran denominadas como skjaldmö y no tenían nada que envidiar a los hombres en combate.

Hay una skjaldmö plasmada en el arte de Assassin’s Creed Valhalla, ya que es la única figura definida más allá del personaje principal, siendo quien está en primera plana en el enfrentamiento contra el ejército anglosajón, por lo que parece bastante significativo y puede definir la utilidad de un personaje principal femenino. En cuanto al símbolo que aparece en el escudo lo que más se le asemeja es un trisquel, utilizado por los druidas celtas y que simbolizaba el aprendizaje, además de la trinidad que conforman el pasado, el presente y el futuro. No sé el motivo exacto por el que se ha elegido este diseño en concreto para el escudo; puede ser algo aleatorio o puede significar algo más, indicando que se va a profundizar en toda la era vikinga, desde sus inicios hasta su final.

Un proyecto ambicioso y prometedor

drakkar vikingo assassin

En tan solo unas horas podremos ver en movimiento Assassin’s Creed Valhalla con su primer tráiler que tal vez arroje algo más de luz a todos estos detalles que faltan por definir. Sin embargo, la nueva entrega de la conocida saga de Ubisoft ya ha conseguido realizar una declaración de intenciones de la ambición del proyecto y su internada en una de las épocas más interesantes de la historia y, al mismo tiempo, complejas; la cultura escandinava es muy rica y está llena de detalles y matices, algo que encaja a la perfección con el modo de plasmar su revelación al mundo.

Como si de una obra pictórica se tratase, la composición de BossLogic merece ser estudiada al detalle, algo que eleva el interés a las altas esferas con lo que pueda hacer la compañía francesa con lo que tiene entre manos. Habrá que esperar para saber en qué se traduce el resultado final de la propuesta, pero las posibilidades son tan amplias que podemos esperar el Assassin’s Creed más grande que se haya visto nunca. Y eso sería algo que deberíamos empezar a celebrar… con hidromiel, por supuesto. Skål!

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar