Comparativa entre Xbox Series X y Xbox Series S: cuál comprar

Las características técnicas y el lector de discos son las principales diferencias.

Microsoft ha hecho el primer movimiento y ha mostrado sus cartas de cara a la nueva generación de consolas. Tras algunas filtraciones, presentó de manera oficial Xbox Series S de la que se desconocía su diseño, precio y especificaciones. Esta consola tendrá menos potencia gráfica que Xbox Series X y será totalmente digital, sin lector de discos. Ahí radican sus principales diferencias, aunque a continuación entraremos en detalle para conocer las características técnicas de ambas consolas en una comparativa. Su lanzamiento está previsto para el 10 de noviembre.

Diferencias entre Xbox Series S y Xbox Series X: ¿cuál es mejor?

Como decíamos, lo más llamativo de Xbox Series S es su diseño, muy diferente al de su hermana mayor. Este modelo no tiene lector de discos, por lo que los usuarios tendrán que tener una suscripción de Xbox Game Pass para acceder a todos los juegos de su catálogo, que no son precisamente pocos. Pero además, las consolas no coinciden ni en tamaño ni en color.** Xbox Series S es un 60 por ciento más pequeña** que Series X y en el tráiler oficial se puede ver perfectamente cómo le dobla su tamaño. Tiene una rejilla bastante grande de ventilación que destaca en el color blanco de la máquina, mientras que Xbox Series X es totalmente negra.

Por supuesto esto sólo es la superficie de las consolas porque lo importante está en el interior. Se ha hablado mucho sobre las diferencias a nivel técnico de los dos modelos e incluso que Xbox Series S estará muy por debajo de las expectativas. Lo cierto es que ambas utilizan el mismo procesador AMD Zen 2 de 8 núcleos, pero en la GPU se empieza a desmarcar Xbox Series X. Mientras que Xbox Series S tiene una AMD RDNA 2 con 20 núcleos CUDA a 1.565 GHz, el modelo premium cuenta con 52 núcleos a 1.825 Ghz. Esto se traduce principalmente en mayor potencia del hardware, 4 y 12,15 teraflops respectivamente.

Aunque el almacenamiento interno de las dos consolas admite tarjetas de expansión de hasta 1TB, Xbox Series S tiene una SSD NVME de 512 GB, mientras que Xbox Series X tiene capacidad de 1 TB. Si no estás familiarizado con estos términos, esto quiere decir que la versión más económica tiene menos espacio para videojuegos y otras aplicaciones. Otro aspecto muy comentado ha sido la resolución a la que se verán los videojuegos en ambas consolas, ya que Xbox Series X promete rendimiento de 4K y 60 fps (hasta 120 fps) y Xbox Series S permitirá resoluciones de 1440p y 60 fps (hasta 120 fps) reescalable a 4K.

Precio de Xbox Series S y Xbox Series X

Xbox Series X vs Xbox Series S
Xbox Series X y Xbox Series S son muy diferentes tanto en diseño como especificaciones.

Es decir, gráficamente los juegos tendrán mejor rendimiento en Xbox Series X como era de esperar. Y por tanto, la diferencia en potencia, rendimiento, capacidad y el lector Blu-ray de Xbox Series X es lo que inclina la balanza entre las dos versiones, así como su precio. Xbox Series S saldrá a la venta por un precio muy accesible de 299 euros, mientras que Series X costará 499 euros, un margen de 200 euros entre los dos modelos perfectamente justificado por sus características.

Con esta jugada, Microsoft ofrece dos consolas para distintos tipos de jugador. Por una parte, Xbox Series S está más enfocada al juego en la nube y aprovecha los beneficios de Xbox Game Pass para usuarios que se han pasado al formato digital. Sus características más modestas y ausencia de lector de discos hace que sea la opción más barata. Pero no deja de lado el formato físico con una consola mucho más potente y competitiva como Xbox Series X, confiando en su servicio estrella y todo lo que está por venir en los próximos años. Hay que decir que ambas consolas serán retrocompatibles y darán sorporte a la tecnología Ray-Tracing que mejora aspectos como la iluminación o los reflejos en distintos superficies.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar