Los estudiantes de U-tad triunfan en los festivales de videojuegos

Burn Me Twice y Naamu: The Lost Essence consiguen dos nuevos premios para U-tad.

El Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital (U-tad) es una de las 10 mejores universidades del mundo para estudiar videojuegos y ha terminado el año demostrando por qué es el único centro español en esta prestigiosa lista. Varios proyectos de U-tad han conseguido en las últimas semanas el Premio Nuevos Talentos del Festival Internacional de Videojuegos Fun & Serious y el Premio a la Mejor Banda Sonora Original en la VII Edición de los Premios PlayStation. Esta institución lleva más de 50 reconocimientos, entre ellos 6 y 11 premios consecutivos respectivamente en cada festival, donde se reconoce el talento español.

Este año la VII Edición de los Premios PlayStation ha sido atípica, pero U-tad ha vuelto a triunfar con sus proyectos. Naamu: The Lost Essence es un hack and slash 3D en tercera persona con un trasfondo que invita a la reflexión sobre la mano del hombre en la naturaleza. Naamu es una joven que acude a la llamada de auxilio del bosque, donde la corrupción está devorando todo.

Para salvar al bosque, Naamu se enfrenta a esta amenaza en combate cuerpo a cuerpo, pero puede utilizar su barra de energía para purificar a los animales. El jugador tiene que encontrar un equilibrio en los ataques porque estos consumen vida. Si el año pasado U-tad ganaba el Mejor Juego para la Prensa con BlackStorm y al Mejor Uso de Plataformas PlayStation con Windfolk, en esta edición el apartado sonoro ha cautivado al jurado.

Burn Me Twice, el juego que triunfa en los festivales

Por su parte, los estudiantes de grado de U-tad también celebraban el Premio BBK Nuevos Talentos con Burn Me Twice, un videojuego narrativo que está consiguiendo muy buenas críticas en Steam. Primero se convirtió en el Mejor Juego Universitario en el prestigioso festival Gamelab 2020 y repitió hazaña en los Premios Titanium del Festival Internacional de Videojuegos Fun & Serious que se celebran anualmente en Bilbao. El joven estudio Null Reference está formado por seis estudiantes y confiesa que ha sido un año muy difícil para desarrollar un videojuego, así que todos estos reconocimientos han sido una sorpresa para ellos.

Burn Me Twice es una aventura narrativa compuesta de tres capítulos, llena de intriga, emoción y misterio. Combina fases de investigación, donde el jugador tendrá que explorar el enigmático pueblo medieval de Düstenburg y conocer a sus carismáticos vecinos, con la celebración de juicios que pondrán a prueba sus conocimientos del caso a resolver. El jugador puede volver a vivir el mismo día una y otra vez hasta conseguir las pruebas que necesita para descubrir la verdad, algo que recuerda inevitablemente a The Sexy Brutale, otro juego con sello español de Tequila Works, donde han terminado trabajando algunos alumnos de U-tad.

Buscando el factor diferencial

Y eso es precisamente lo que les hace diferentes. Como explica el diseñador de entornos Roberto Benito, «el gameplay surge de mezclar elementos de novela visual con acción e investigación«, consiguiendo que el jugador sea partícipe de todo lo que ocurre. Aun así, llegar hasta la idea definitiva no fue un camino fácil y tomaron decisiones importantes tanto en el gameplay como en el apartado visual. Burn Me Twice tiene un diseño lowpoly (los elementos tienen un número relativamente pequeño de polígonos) que «nos permitía producir los assets en el tiempo de desarrollo […] y emplear el tiempo ahorrado en otros aspectos del juego». También coquetearon con elementos RPG, aventura y arcade, pero finalmente encontraron el equilibrio entre acción e investigación.

Como estudiantes del Grado en Diseño de Productos Interactivos, desarrollar un videojuego ha sido «una experiencia enriquecedora que nos ha ayudado a comprender cómo trabajar en equipo y solucionar problemas que pueden surgir». Siempre supervisados por sus profesores han conseguido publicar su primer videojuego en Steam a pesar de las dificultades que se han presentado este año. En la popular plataforma empezaron a recibir reseñas positivas del juego y les pilló totalmente por sorpresa. Miguel Lleó, artista de Null Reference Studio, confirmó que pensaban que «tendría mucha menos acogida al tratarse de una aventura narrativa».

Burn Me Twice
Burn Me Twice tiene un diseño lowpoly que les ayudó a facilitar el trabajo en el apartado artístico.

No sólo se equivocaron en sus predicciones, sino que el resultado de su esfuerzo les ha llevado a conseguir los Premios mencionados. «Nos sentimos recompensados por todos los meses de trabajo intenso que tuvimos que dedicarle, sacrificando tiempo de otras asignaturas y TFGs. A día de hoy seguimos atónitos con la repercusión que la logrado«, explicó Lleó. Después de este primer éxito, algunos miembros del grupo han empezado a trabajar en la industria y otros seguirán formándose. Pero seguro que no olvidarán su primer proyecto como desarrolladores en las aulas de U-tad.

El método U-tad

Este centro tiene una larga trayectoria en la formación de videojuegos y cada año consigue colarse entre los mejores proyectos para llevarse el Premio al Mejor Juego del año en los Premios PlayStation y otros tantos en Fun & Serious. Los alumnos de U-tad de los másteres de Diseño, Programación y Arte de videojuegos trabajan todo el año para representar con talento a U-tad, que ya acumula decenas de premios. ¿Su secreto? Lo llaman el método U-tad y se trata de una simulación casi exacta del trabajo que se realiza en un estudio profesional de videojuegos. De esta forma, los estudiantes se enfrentan a un proyecto de desarrollo real con sus plazos establecidos.

Naamu: The Lost Essence
Naamu: The Lost Essence es un hack and slash muy colorido.

Este proceso está supervisado constantemente por los profesores, donde Null Reference Studio ha hecho una especial mención a Juan Raigada y Daniel Pastor, encargados de gestionar la asignatura de Proyectos. Asimismo se sienten muy agradecidos a todo el profesorado de U-tad, ya que «gracias a ellos hemos podido llevar a cabo este proyecto». El objetivo no sólo es competir en los festivales de videojuegos más importantes, sino que esta formación prepara a los jóvenes para introducirse en el mercado laboral en las mejores condiciones. El sector de los videojuegos está creciendo exponencialmente y cada vez se necesitan más perfiles especializados en las áreas de desarrollo como la programación, el diseño o el arte.

U-tad se estrenó en los Premios PlayStation en 2015 con el juego más innovador Rolling B.O.B & The Evil Factory, pero mejoró resultados al año siguiente. Intruders: Hide & Seek de Tessera Studios se llevó el premio como el Mejor juego Universitario en los Premios Titanium Fun & Serious y el Mejor Juego del Año en los Premios PlayStation. Le siguieron algunos reconocimientos internacionales como el Premio al Mejor Videojuego de Realidad Virtual en los SXSW Gaming Awards de Austin (Texas) y hoy en día siguen cosechando éxitos mientras trabajan en su próximo proyecto.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.
Cerrar