Ghost of Tsushima no es solo un juego de acción-aventura, sino una experiencia de disfrute personal

La intención de Sucker Punch es que cada jugador pueda contar con una partida única.

Comienza a acercarse el momento para disfrutar de Ghost of Tsushima, que aterrizará en PlayStation 4 el próximo 17 de julio. Se tratará del cierre al catálogo de exclusivos de la consola de actual generación de Sony, por lo que todas las miradas están centradas en lo que sea capaz de hacer Sucker Punch con esta nueva licencia. Jin Sakai ya comienza a afilar su katana para frenar la invasión del ejército mongol a la isla de Tsushima y su aventura te regalará momentos que no podrás encontrar en ningún otro juego.

Porque ya te hemos dicho en otras ocasiones que Ghost of Tsushima no será un juego de mundo abierto al uso, sino que te permitirá obtener una experiencia totalmente única y que no es comparable a la de ninguna otra propuesta del género que haya aterrizado en PlayStation 4. Las sensaciones que obtendrás al controlar a Jin en su periplo serán diferentes incluso a las que experimente otro jugador en el título. Por ello, Sucker Punch te invita a introducirte de una manera inmersiva en la isla y explorarla de un modo personal.

La magia de descubrir un mundo repleto de posibilidades

mundo ghost of tsushima

Desde el estudio han repetido en muchas ocasiones la importancia de no contar con un marcador en el mapa y esto responde a muchas cuestiones de la experiencia que se obtendrá con Ghost of Tsushima: explora, descubre, equivócate, aprende del mundo y sé parte de él. Esa sensación de enfrentarte a lo desconocido y lanzarte ante él con todos los ingredientes para explorarlo te aportará un viaje único y muy personal. La propia naturaleza de su mundo será la que te guíe, pero el camino lo marcarás tú mismo. La explicación a esta afirmación recae en que puedes estar siguiendo el viento hacia un objetivo principal, pero detenerte a explorar todo aquello que se cruce en tu camino sin un indicador que te señale hacia dónde tienes que ir en todo momento.

La libertad es el concepto que mejor se identifica con la obra de Sucker Punch. Con ello, la exploración ampliará las horas del título de un modo natural, sin que se sienta forzado como en otros títulos, afianzándose como un complemento perfecto para la narrativa principal y sus tareas secundarias. Además, esta vivencia única y personal también se premiará para todos aquellos que decidan explorar de manera concienzuda, pues la isla oculta muchos secretos, objetivos e incluso armas y habilidades que pueden desbloquearse mediante esta práctica.

En relación a este asunto, el director del juego, Nate Fox, se mostraba firme en las intenciones del estudio a la hora de elaborar la exploración de un modo tan libre. “No queríamos diseñar un mapa enorme sin nada que hacer en él. Así que está compuesto de gente, objetos e historias por explorar», comentaba en una entrevista concedida al portal IGN. La propuesta quiere atrapar al jugador de un modo especial, haciéndole vivir un viaje cargado de emociones motivadas por el propio camino que decida marcar él mismo. Además, los amantes de la cultura japonesa vivirán una experiencia más única si cabe, pues todos los biomas que componen el mapa de Ghost of Tsushima están trasladados de manera directa a lo que se puede encontrar en Japón en la vida real, además de contar con ciertos tintes espirituales que ayuden a obtener la mejor experiencia adentrándose de lleno en una cultura tan rica y con tanto por descubrir. Sin duda, tras terminar la aventura, la sensación que se quiere aportar es la de no haber jugado a nada igual.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar