La personalidad de Ellie en The Last of Us Parte II marcará un antes y un después en los videojuegos y te explicamos por qué

La protagonista de la propuesta es una de las personalidades con más carisma de los videjuegos.

Hay muchas maneras de conseguir que un videojuego trascienda en el tiempo hasta convertirse en una auténtica leyenda. Pueden serlo por su jugabilidad, interactividad, aspecto gráfico, por la inclusión de nuevas mecánicas o por la personalidad de sus personajes. The Last of Us destacó notablemente en este último aspecto, construyendo personajes memorables y con matices únicos. Este fue uno de los trabajos más impresionantes de Naughty Dog, consiguiendo grabar con letras de oro los nombres de Joel y Ellie en la historia de PlayStation.

Con The Last of Us Parte II será Ellie quien siga la línea en este sentido, ya que dará un paso al frente siendo la protagonista principal de la propuesta. De hecho, ya en la primera entrega destacaba sobre el resto de personajes, gracias a aspectos como su espontaneidad, humor e inocencia. No obstante, el salto temporal de la secuela demostrará una madurez en la personalidad de Ellie que apunta a marcar un antes y un después en los videojuegos. Y vamos a explicarte por qué podría ser así.

En la imperfección está el acierto

Ellie tlou
La evolución de Ellie también se reflejará en su rostro

Ellie no es una chica perfecta, eso está claro, pero precisamente esa es su mayor virtud. Es un poco malhablada, despegada en un inicio y muy sentimental, lo que provoca una enorme empatía con su personalidad y su manera de ver las cosas. Esos matices que la confirman como una persona con defectos son los que consiguen definir su gran papel en The Last of Us y conectar con el usuario que está compartiendo su viaje. Esto seguirá siendo una constante en la secuela, por lo que se ha podido ver hasta el momento. Aunque habrá varios cambios.

La brutalidad con la que se ha visto actuar a Ellie hasta el momento denota que esa venganza de la que se habla apunta a tener un fuerte componente emocional. La joven nunca ha realizado actos sin ningún tipo de connotación sentimental, para luchar por los que quiere. Esto también acrecienta la posibilidad de que ocurra algo trágico a las personas de su entorno, por lo que decida emprender ese viaje para hacer justicia. Esto nos lleva al siguiente punto de la personalidad de Ellie: su valentía.

Explorar los límites de los actos humanos

ellie sangrando part ii
La violencia será una de las notas dominantes de Ellie en la secuela

A lo largo de la aventura del primer The Last of Us se pude ver cómo Ellie protagonizaba una progresión muy lógica en un mundo que se derrumba. Pasó del puro desconocimiento del exterior a tener que enfrentarse a numerosos peligros bajo el amparo de Joel. No obstante, a medida que iba avanzando la propuesta se destapó como una chica valiente y capaz de defenderse por sí misma, algo que alcanza su cénit en el invierno. Esa valentía alcanzará sus límites en The Last of Us Parte II.

Porque en los tráileres y gameplays liberados hasta la fecha se ha visto a una Ellie dispuesta a llegar hasta donde haga falta por alcanzar su objetivo. Por ello, lo más probable es que Ellie se torne en una persona más sanguinaria y con menos escrúpulos que en la primera entrega. En el primer tráiler de la propuesta ya aseguraba que «encontraría y mataría a cada uno de ellos», lo que demuestra que no le importan las consecuencias de sus actos. Esta exploración del lado oscuro de la protagonista también permitirá dibujarla desde un prisma diferente, profundizando aún más en los matices de su personalidad y la evolución desde el primer juego.

La dualidad que escapa de los cánones del héroe convencional

ellie the last of us parte ii

La gran mayoría de los videojuegos nos han mostrado a héroes capaces de enfrentarse a cualquier amenaza con decisión y una personalidad definida para ser el salvador del mundo. En The Last of Us no hay héroes, solo supervivientes y su camino se define en función de las circunstancias que lo marcan. Aunque Ellie tenga un claro objetivo, su trayectoria será una improvisación constante ante los peligros que se presenten, ya sean sus enemigos principales o los infectados que campan a sus anchas por el mundo.

Esta imagen es la que permite que la asociación de la protagonista con cualquier persona que la maneje a través del mando sea de lo más acertada. Las preguntas sobre sus actos y lo que harías tú mismo en su situación son una constante, algo que es difícil de apreciar en otros videojuegos donde el rol de héroe está muy definido y resulta difícil ponerse en su pellejo. The Last of Us es una saga que consigue traspasar la cuarta pared casi sin proponérselo. La humanidad con la que se trata el desarrollo del viaje es soberbia y esa dualidad entre la sed de venganza y la delicadeza propia de la actitud de Ellie conformarán un personaje tan complejo que está llamado a hacer historia en el sector del ocio interactivo. El 19 de junio todos empezaremos a conocer los pormenores de esta afirmación.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar