PS5 y Xbox Series X: comparativa definitiva con precios y características

Las dos consolas tienen ligeras diferencias tanto en potencia como rendimiento.

Ahora que se ha anunciado la nueva generación de consolas de manera oficial, los usuarios tienen toda la información necesaria para elegir su próxima plataforma de videojuegos. Tanto PS5 como Xbox Series X tienen el mismo precio de lanzamiento y casi la misma fecha, aunque la consola de Microsoft llegará una semana antes. Pero hay muchas diferencias evidentes en las dos propuestas tanto en hardware, videojuegos o servicios. Generalmente el diseño de las consolas ha sido un aspecto a debatir, pero eso es una cuestión de gustos. Lo realmente importante está en el interior, donde podemos hacer una comparativa más técnica de las características de PS5 y Xbox Series X.

PlayStation 5 vs Xbox Series X: diferencias técnicas

Después de analizar en profundidad las características de PS5, podemos explicar las principales diferencias que tendrá con Xbox Series X, que básicamente se puede resumir en potencia y rendimiento. Los videojuegos a 4K serán una realidad en ambas consolas, pero la forma de procesar tal cantidad de datos no será la misma. Las dos propuestas utilizan una unidad de procesamiento Zen 2 de 8 núcleos, pero Xbox Series X es ligeramente más rápida (3,8 GHz frente a los 3,5 GHz de PS5). Algo parecido ocurre en la potencia, ya que la consola de Microsoft tiene una GPU de 52 CUs (unidades de cómputo por segundo) y 12 Teraflops. Esto quiere decir que puede realizar más acciones por segundo que PS5, pero en potencia son bastante similares. PS5 tiene 10,28 Teraflops.

PS5 Xbox Series X
Procesador AMD Zen 2 de 8 núcleos a 3,5 GHz (frecuencia variable) AMD Zen 2 de 8 núcleos a 3,8 GHz (3,6 GHz con SMT activado)
GPU AMD RDNA 2 con 36 núcleos CUDA a 2,23 GHz AMD RDNA 2 con 52 núcleos CUDA a 1.825 GHz
Potencia 10,28 TFLOPS 12,15 TFLOPS
SoC Personalizado (7 nm) Personalizado (7 nm)
Rendimiento objetivo 4K y 60 fps (hasta 120 fps) 4K y 60 fps (hasta 120 fps)
Almacenamiento SSD NVME de 825 GB –PCIe Gen 4–. Velocidad de lectura de 5,5 GB/s (mediante compresión llega a 8-9 GB/s) SSD NVME de 1 TB –PCIe Gen 4–. Velocidad de lectura de 2,4 GB/s (mediante compresión llega a 4,8 GB/s)
Almacenamiento ampliable Admite tarjetas de expansión de 1 TB Admite tarjetas de expansión de 1 TB
Retrocompatibilidad Retrocompatible con el 99% de videojuegos de PS4 Retrocompatible con miles de juegos de Xbox One, Xbox 360 y Xbox original
Lector 4K UHD Blu-ray 4K UHD Blu-ray
Salida de vídeo HDMI 2.1 HDMI 2.1
Precio 499 euros 499 euros
PS5 y Xbox Series X
PS5 y Xbox Series X son más distintas por fuera que en su interior.

Quizás estas variaciones sean casi inapreciables a la hora de jugar o descargar contenidos, pero no son las únicas diferencias entre las dos consolas. PS5 lleva integrado una unidad SSD NVMe ampliable de 825 GB mientras que Xbox Series X tiene almacenamiento interno de 1TB.

Sin embargo, PS5 promete mejores tasas de transferencia de datos de 5,5 GB/s de velocidad y con posibilidad de alcanzar los 8-9 GB por segundo si se trata de datos comprimidos. Esto supone el doble de velocidad que Xbox Series X que tiene 2,4 GB/s (4,8 GB para comprimidos) y puede significar la ausencia de pantallas de carga en un futuro como prometen estudios como Insomniac Games. Por otra parte, Xbox Series X compensa esto con una característica llamada Quick Resume que permitirá moverse entre juegos o distintas aplicaciones sin tiempos de espera porque el sistema lo deja suspendido en un segundo plano lo que estemos haciendo.

Tanto PS5 como Xbox Series X cuestan 499 euros de lanzamiento y tienen características muy similares. Lo único que puede decantar la balanza es el rendimiento final de las consolas, aunque a priori PS5 tendrá un plus de rendimiento en la transferencia de datos. No obstante, hay otros aspectos que destacar como el catálogo de videojuegos, la retrocompatibilidad con otras consolas o la implementación del servicio de suscripción, donde Microsoft se mueve como pez en el agua.

Retrocompatibilidad: Game Pass y PS Plus Collection

xbox games pass
Xbox Game Pass es la gran apuesta de Microsoft.

Desde hace tiempo Microsoft ha apostado por la retrocompatibilidad en Xbox One y no se iba a desviar de esta estrategia. Xbox Series X no sólo es retrocompatible con juegos de otras generaciones, sino que apuesta por una tecnología inteligente para mejorar automáticamente los gráficos de estos juegos en la consola más actual.

Esto es gracias a la reconstrucción de entornos HDR y el soporte para Ray-Tracing, una tecnología que mejora aspectos gráficos y visuales tanto en la iluminación como en los reflejos generados en distintas superficies. Por su parte, Sony ha anunciado que el 99 por ciento del catálogo de PS4 será compatible con PS5, así que los usuarios podrán jugar los videojuegos de la anterior generación.

En cuanto a servicios, esto último tiene mucho que ver con la nueva biblioteca de PS5 llamada PS Plus Collection, que reunirá una selección de los videojuegos más exitosos de la historia de PlayStation 4 confirmándose títulos como God of War, Fallout 4 o Resident Evil VII. Todos los suscriptores de PlayStation Plus (59’99 euros al año) podrán descargarse estos juegos en PS5 como un servicio extra.

Esta es la respuesta de Sony al Xbox Game Pass (9,99 euros al mes sólo para consola) de Microsoft, que ya está compuesto por más de 100 videojuegos de todas las generaciones y más que están por venir. Pronto habrá noticias sobre una posible alianza entre Xbox y Crunchyroll, la principal plataforma de streaming sobre series anime. Hay que decir que estos dos servicios están más enfocados para los usuarios que decidan comprar PS5 All Digital Edition y Xbox Series S, las consolas digitales sin lector de discos.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.
Cerrar