Qué es un SSD y por qué va a ser tan importante en los videojuegos de PS5 y Xbox Series X

Este componente es clave para tener mejor rendimiento y velocidades más altas.

Ya hay precio y fecha de lanzamiento de PS5 y Xbox Series X y es inevitable hablar de cuál ofrecerá mejor rendimiento. A falta de verlas en marcha, se puede hacer ya una comparativa de las características técnicas de PS5 y Xbox Series X, donde la diferencia más llamativa tiene que ver con la capacidad interna de ambas consolas. La consola de Sony lleva integrado un SSD NVMe ampliable de 825 GB con 5,5 GB/s de velocidad, mientras que Series X tiene un SSD de 1TB de 2,4 GB por segundo. Hoy te explicamos qué es un SSD y por qué es importante en la próxima generación de consolas.

Qué es un SSD: diferencias con el HDD

El acrónimo SSD hace referencia a Solid State Drive o lo que es lo mismo unidad de estado sólido y efectivamente es un tipo de dispositivo de almacenamiento como los HDD (Hard Drive Disk). Su uso se ha extendido más desde hace unos años porque es una unidad que permite tener mejores velocidades de lectura y escritura debido a sus componentes. Su gran virtud es que utiliza memoria no volátil como la memoria flash NAND para almacenar los datos en chips, así que funciona de una manera muy diferente a los discos duros convencionales.

Diferencias entre SDD y HDD
Componentes del HDD y del SDD.

¿Por qué es más rápido que un HDD? El HDD es un disco duro que tiene un almacenamiento de datos permanente a diferencia de la memoria flash del SSD. Está compuesto por piezas mecánicas en forma de discos que tienen que girar para el tratamiento de datos. A esto se le llama grabación magnética y dedica más tiempo a buscar la información. Sin embargo, los SSD eliminan ese componente mecánico, ya que está compuesto por chips. No tiene partes móviles, así que son más eficientes. El SSD almacena los datos en microchips que están interconectados, lo cual quiere decir que tienen acceso directo a los archivos que tienen que leer o recuperar. Mientras que el HDD tiene que girar sus discos para encontrar los datos.

Pero además, mientras la información en HDD es permanente de manera física en el disco, el SSD lo sustituye por un procesador o controlador para realizar todas las acciones requeridas. Esta velocidad hace que los SSD sean muy útiles para transferir grandes cantidades de información al mismo tiempo como ocurre con los videojuegos. Llama la atención también la diferencia de tamaño entre ambas unidades. Las SSD miden 2,5 pulgadas frente a las 3,5 que pueden llegar a medir las HDD. Por tanto, las SSD son más ligeras y menos vulnerables a caídas o golpes. Los componentes mecánicos del HDD se pueden estropear con más facilidad, dañando los archivos que están en su interior.

En conclusión, la composición de los SSD hacen que sean unidades mucho más duraderas y tengan un rendimiento más eficaz. Los chips tienen acceso instantáneo a los datos, así que a la larga el disco trabaja menos. Por lo general, el HDD puede sufrir sobrecalentamiento debido a sus piezas mecánicas que están siempre en movimiento. Así que los SSD consumen menos energía, que dependerá de los chips que utilice. Asimismo, tendrá un efecto directo en los videojuegos tanto para reducir los tiempos de carga como mejorar el rendimiento o la tasa de frames por segundo. La memoria flash de las SSD realizan todas estas acciones de una manera más eficiente.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.
Cerrar