Tiempos de guerra: las escenas de acción de Ghost of Tsushima contendrán una violencia brutal y detallada

Lo que se ha visto hasta el momento apunta a ser un reflejo de la crudeza de la guerra.

El horizonte ya marca la fecha de lanzamiento del próximo gran éxito de PlayStation 4: Ghost of Tsushima llegará el próximo 17 de julio para cerrar el catálogo de videojuegos exclusivos de la consola de actual generación de Sony. Sucker Punch se enfrenta al proyecto más ambicioso de toda su historia y quiere destacar en varios aspectos que sean determinantes para que la aventura por la isla sea única y no pueda compararse a nada que se haya visto anteriormente. Y para alcanzar este objetivo, reflejar con acierto el conflicto histórico será fundamental.

Y es que el enfrentamiento entre los japoneses y los mongoles estará marcado por un ciclo de violencia que ofrezca la imagen adecuada de lo que debe ser un guerra de este calibre. Por ello, Ghost of Tsushima será un juego que trate con la mayor naturalidad el conflicto, sin censurar ningún tipo de acto propio de estas situaciones ni la crudeza que ello conlleva. El objetivo es que quien se interne en la isla de Tsushima sea capaz de vivir la dureza de la situación en su propia piel.

El realismo de un conflicto: violencia, brutalidad y atrocidades

sangre ghost of tsushima
Lo enfrentamientos con katana contarán con una potente violencia

La intención de Sucker Punch está muy definida con Ghost of Tsushima: reflejar el conflicto entre japoneses y mongoles con la máxima fidelidad posible. Con esta premisa en mente, se ha podido ver en los diferentes gameplays del título que los enfrentamientos estarán cargados por un fuerte componente de violencia, respirando por los cuatro costados todo lo que significaba un conflicto bélico en la época del Japón feudal. De hecho, la brutalidad de estos combates también llega a aportar imágenes que han sido calificadas como gore por el organismo australiano de clasificación por edades.

De este modo, todo aquel que se enfrente a la aventura de Jin Sakai, vivirá momentos que reflejen la crudeza de este tipo de situaciones y que permitan obtener un perfil muy próximo a lo que fue la invasión mongola a la isla en la realidad, así como la defensa del pueblo japonés ante esta acometida. Con ello, y debido al concepto de invasión, lo más probable es que también se reproduzcan algunos actos atroces durante la línea narrativa, con lo que esa sensación de estar frente a un conflicto duro de afrontar será una constante y, además, también definirá la personalidad del propio Jin, consciente de que su pueblo corre un grave peligro.

Desde la propia Sucker Punch definieron el titulo con tres conceptos principales: «barro, sangre y acero». Sin duda, se trata de un resumen perfecto de lo que significará la aventura de Ghost of Tsushima, donde la sangre brotará a borbotones en los enfrentamientos, producto del filo de la katana perforando a los rivales y demostrando la brutalidad de una contienda como la que el estudio quiere contar. Esa épica irá en la línea que puede verse en el cine de samuráis, la gran influencia para el desarrollo de la propuesta. «Mira cómo rueda en el fango mientras lucha. Puedes ver el fango dinámico en acción. No son simples texturas que se activan: es realmente fango dinámico que se te queda pegado”, explicaba el director de cinemáticas y animación Billy Harper en una entrada del blog oficial de PlayStation en relación al uso del barro en el terreno.

No cabe duda de que la ambición de Sucker Punch con Ghost of Tsushima no tiene límites y el equipo de desarrollo ha explorado todas las opciones posibles para plasmar con la máxima exactitud posible las sensaciones de Jin Sakai ante la invasión mongola en la que se inspira y todo lo que produce el conflicto a su entorno. Esa simbiosis con el jugador, será clave para que todo lo que se suceda se viva con una mayor intensidad en todos los sentidos.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar