Videojuegos que te dejaron asombrado en su día y que actualmente se ven desfasados

Juegos que no te gustaría tocar ni con un palo.

Una cosa que nos suele pasar a todos los jugadores, da lo mismo si somos casuales o hardcore, es que al jugar de nuevo después de un tiempo a algunos títulos que teníamos en mente como obras de arte, vemos que la experiencia no es la misma y que aquellos gráficos, controles e incluso mecánicas se han quedado muy desfasadas.

El envejecimiento en los juegos es algo bastante normal, debido a ciertas mecánicas más simplistas y limitaciones en la tecnología. Con ello, desde que se crearon los videojuegos han habido ejemplos, pero en la década de los 90, con el paso generacional de los juegos en 2d a las 3D, dejarón por el camino una gran cantidad de juegos que disfrutamos como enanos, pero que a día de hoy no queremos tocar ni con un palo. Si alzamos la vista y repasamos nuestras estanterías repletas de juegos, es muy probable que descubramos más de un título con estas características y que simplemente conservamos por nostalgia, coleccionismo o simplemente por síndrome de Diogenes.

Repasando mi colección, he descubierto varios títulos que aunque los disfruté muchísimo, a día de hoy no me apetece volver a jugarlos por los motivos ya nombrados. Con ello el motivo de este reportaje es la de dar una opinión y no la de crear polémica. Es por ello que he elegido estos séis títulos como entremeses.

Tomb Raider 1,2,3…

Tomb Raider 1996
Portada original de Tomb Raider en 1996

Hablar de la saga clásica de Tomb Raider, es entrar en puro estado de nostalgia. Recuerdo vivir mil aventuras en cuevas solitarias plagadas de trampas y de lobos, osos, dinosaurios… Saltos increíbles y puzles enrevesados que se comían mis tardes delante de un televisor de 14 pulgadas.

A día de hoy, rememorar la saga clásica de Tomb Raider (sin contar Aniversary, Legends o Underworld) es abrir una puerta que está mucho mejor cerrada. Todo lo que en su día fue innovador, como ser un juego que fue modelado entero en 3D, hoy le pesa bastante. Su problema principal no son los gráficos, sino su control. Los controles tipo tanque fueron bastante socorridos, pero acostumbrados a los controles actuales hacen que se vuelvan ortopédicos y poco precisos. La pregunta es ¿como narices conseguía llegar a lo más alto de esta cascada sin caerme doscientas veces con este control de m….?

Dead Rising 1

Dead Rising 1
Hordas Inmensas de zombis

Los fans del género zombi vimos en este Dead Rising un game changer dentro de los videojuegos. No voy a negar que me acabe comprando la Xbox 360 para poder disfrutar de este título, y que me lo gocé muchísimo desmembrando hordas inmensas de zombis con las armas más absurdas que uno se pueda imaginar. Y para más inri, encima el juego te premiaba por sacar fotos de todo.

Quitando el nivel de dificultad (viniendo de Keiji Inafune, padre de Megaman es normal) y las horas para hacer algunas misiones, el juego ya petardeaba en su lanzamiento. Sus controles poco precisos, saltos ortopédicos, un gunplay horrendo (que aunque no es su principal baza, en más de un momento puede hacer que nos desquiciemos) y a todo ello hay que sumarle unos gráficos que no destacaron ni en el año 2006. Aun así, era lo más fresco en el género y pese a los fallos muchos disfrutamos el título hasta el final.

Star Wars Episode I: Jedi Power Battles

Jedi Power Battles
Pantalla de inicio con los 5 Jedis elegibles.

Con el estreno de la Amenaza Fantasma, la fiebre de Star Wars volvía a crecer y con ella varios juegos basados en la película. Star Wars Episode 1: Jedi Power Battles llegó justamente para quitarnos el mal sabor de boca que nos dejo el juego oficial de la película. La premisa de este era simular las batallas más molonas del juego con los Jedi como protagonistas. Para ello disponíamos de cinco personajes Qui-Gon Jinn, Obi Wan Kenoby, Mace Windu, Adi Gallia y Ploo Koon los cuales repartirían galletas por doquier, haciendo de ello el disfrute de muchos.

El título se lanzó en el año 2000 y pese a errores garrafales de guión bastante divertidos, como que Qui-Gon Jinn no muera y derrote a Darth Maul, el juego era bastante divertido y he de decir que me lo pase en más de una ocasión con cada uno de los personajes, desbloqueando con ello algunos extras. Y para mejorar la cosa, tenía un modo a dos jugadores que lo hacía aun más divertido.

El problema a día de hoy son unos gráficos renderizados íntegros en 3D (tanto escenarios como personajes) que no son nada agradables a la vista, en conjunto con un control tosco en las zonas de plataformas bastante difícil de controlar. Todo un desastre para jugadores acostumbrados a juegos actuales, pero con una gran banda sonora original digitalizada para la ocasión.

Fahrenheit

fahrenheit
Portada del juego de 2005

Los juegos de Quantic Dream pueden gustarte o no. Su filosofía de juego básicamente es la de una película interactiva donde a base de pequeñas interacciones y quick time events, vamos tomando decisiones que nos llevarán a un final u otro. Esta mecánica a día de hoy es bastante normal, pero en el 2005 cuando salio Fahrenheit nos dejó a más de uno sin palabras por su novedoso gameplay y por su historia tan oscura. Tengo que decir que me gustó tanto, que no pude dejar de jugarlo de manera obsesiva hasta que conseguí terminarlo.

Pero el problema de Fahrenheit viene de que todo lo que nos sorprendió en su lanzamiento, ahora mismo lo podemos encontrar algo desfasado y más si hemos jugado recientemente a Detroit: Become Human. El movimiento del personaje no es mala, pero este se tropieza con casi todo lo que se encuentra, los objetos u acciones que debemos encontrar en el juego se marcan solamente si estamos en el pixel adecuado, los Quick Time Events eran tocar botones sin ninguna razón y muchos de estos eran tan rápidos y tan largos que no daban tiempo a reaccionar y obligaban a aprenderlos de memoria tras varias muertes. Gráficamente el juego no decepcionaba, pero es posible que al intentar ser tan fotorealista, hoy lo encontremos treméndamente desfasado y nos saque de la historia.

No hace mucho que sacaron un remaster del juego en alta definición. Aunque han dado un aspecto más suavizado al aspecto gráfico, los errores jugables siguen estando presentes. De querer jugarlo recomiendo mucho esta nueva versión, pero deberán gustarte mucho este tipo de juegos para que lo llegues a disfrutar.

NBA Jam

NBA Jam
Pantalla de inicio.

No hace mucho que estuve en el Museo del Videojuego Arcade Vintage de Ibi, donde me reencontré con grandes títulos con los que disfruté de niño e incluso recordé juegos que había olvidado y que hicieron que me gastara mi paga semanal. Entre todas las máquinas se encontraba el mitiquísimo NBA Jam de Midway al que tantas horas le dedique tanto a jugar como a ver partidas de otros jugadores. Partidos cortos de dos por dos, opción de jugar a 4 jugadores, poder elegir a los grandes de la época como Pipen, Rodman, Malone o Griffin y realizar mates espectaculares, hacían las delicias de todos los críos de la época.

Quizás de los juegos que he nombrado hasta ahora es el más jugable, puesto a que es bastante sencillo por ser un arcade. Pero mi sensación después de 26 años fue bastante horrenda. Los jugadores, al igual que en Mortal Kombat, fueron animados con fotografías y aunque guardan parte del aspecto original de los jugadores, se ven toscos y sus animaciones aun más. Sinceramente, si le quitamos el audio del comentarista con el mitiquísimo ¡Boom Shaka Laka! y que a día de hoy nos puede parecer poco atractivo jugar con jugadores de hace 26 años, quitando la nostalgia, se ve bastante pobre y es probable que en el primer cuarto del partido dejemos de jugar. Un título de la misma época y que ha sabido como sobrevivir y que sigue igual de divertido que en su día, es Street Hoops de Neo Geo.

The Elder Scroll V: Skyrim

Skyrim

Skyrim, uno de los juegos de un jugador a la que más horas he jugado, dedicándole más de 200 con todas sus expansiones más las horas que le estoy dedicando a su versión en realidad virtual. Uno de esos juegos que nos han enamorado, que ha sido galardonado como Goty y que podemos encontrar en todas las plataformas de juego actuales.

Que la quinta parte de The Elder Scroll esté en este listado no quiere decir que sea un mal juego. A día de hoy es perfectamente jugable y puede seguir enganchando a la mayoría de jugadores que todavía no lo han probado. El problema con Skyrim (desde mi punto de vista) y su mal envejecimiento vendría a su jugabilidad bastante tosca en primera persona, un sentimiento de libertad un tanto pobre que hace que no nos sintamos tan inmersos, personajes con una inteligencia artificial deficiente, consignas de rol un tanto simplistas. Rasgos que en su día nos gustaron pero que el género se ha visto tan evolucionado que para mi gusto se han quedado atrás para los estándares actuales.

Continuará

Pau Soler

Sastre de día y jugón por las noches. Experto en combinar la alta costura con los grandes juegos de ayer, hoy y mañana. Mi sueño es poder confeccionar un buen traje a medida de kevlar a Max Payne y de paso a John Wick.

Publicaciones relacionadas

Cerrar