15 sorprendentes ideas descartadas a lo largo de la historia de Pokémon

Tener tantos años marcando tu historia da para eliminar muchísimas ideas. La franquicia Pokémon lleva ya más de dos décadas en activo, extendiéndose por el papel, las videoconsolas, la pequeña y la gran pantalla; por lo que decir que sus responsables han tenido que desechar numerosas ideas es algo completamente lógico y normal.

En Screen Rant han reunido 15 ideas descartadas a lo largo de la historia de Pokémon. Una serie de conceptos, de propuestas e incluso de criaturas que nunca llegaron a buen puerto por diferentes razones. ¿Sabíais que la historia de Ash y Pikachu iba a terminar con el largometraje de Mewtwo?, ¿o que la forma original de Blaziken era una especie de fusión con Latias? Todo esto, y más, a continuación.

 

15 – Ash tenía un gemelo maligno en la película número 13

 

14 – Giovanni estuvo a punto de ser el primer Líder de Gimnasio, además de un niño

 

13 – La forma final de Weedle iba a ser una cucaracha

 

12 – Los primeros iniciales de Johto

 

11 – La forma final de Blaziken parecía una fusión con Latias

 

10 – El descartado Tipo Pájaro solo llegó a MissingNo

 

9 – Los Entrenadores iban a pelear junto a los Pokémon


 

8 – Clefairy nació para ser el auténtico protagonista del anime de Pokémon

 

7 – La serie iba a terminar con los eventos de la primera película

VIDEO

 

6 – El Lago de la Furia iba a tener una ciudad

 

5 – Los planes originales de Pokémon Oro y Plata daban mucha más importancia a Giovanni y Red

 

4 – Pokémon Rubí y Zafiro estuvieron a punto de permitir llevar más monstruos en el equipo y tener más movimientos

 

3 – La localización de los nombres de los Pokémon originales tuvo muchos cambios de última hora

 

2 – Varios Pokémon quedaron descartados en la primera generación

 

1 – Pikachu estuvo a punto de pelear con un T-Rex en el anime, pero se desechó la idea

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar