A Netflix le sale un potente e inesperado competidor

A Netflix le sale un competidor inesperado

Vivimos en la época de la tecnología y Netflix es uno de los mejores ejemplos que podemos poner. La plataforma nos permite elegir qué queremos ver, cuándo lo queremos hacer y en qué lugar lo deseamos visualizar. Es precisamente por ello que los videoclubs parecían más que acabados. Sin embargo, el magnate americano Keith Hoogland tiene una idea radicalmente opuesta a la de la mayoría de la gente.

Y es que Hoogland está triunfando con Family Video, la mayor cadena de alquiler de películas de todo Estados Unidos, con 772 tiendas repartidas por 19 estados e incluso por Canadá. El secreto del empresario es situar sus tiendas en zonas rurales en las que la digitalización del cine todavía no es una realidad y en las que, por tanto, tiene todo el sentido del mundo colocar espacios físicos que presten películas durante unos días.

Hoogland está convencido de que su negocio todavía funcionará durante muchos años. En parte tiene razón, pues el año pasado ingresó más de 400 millones de dólares gracias a sus videoclubs, aunque lo cierto es que en los últimos años el cierre de tiendas de este estilo ha sido espeluznante. Family Video apuesta por la cercanía, los precios competitivos y su pensadísima localización para que esto no le suceda próximamente.

Publicaciones relacionadas

Cerrar