Así es el primer Badulaque de Los Simpson en el mundo real

El pueblo de Myrtle Beach, ubicado en Carolina del Sur, se ha convertido en el nuevo lugar de peregrinaje de los fans de Los Simpson. En su zona comercial, Broadway at the Beach, ha abierto las puertas un establecimiento de lo más especial: el primer Badulaque real de la historia. La popular serie ideada por Matt Groening ha dado el salto a nuestro mundo abriendo una versión de la tienda regentada por Apu con un nivel de recreación totalmente fiel a la que hemos visto durante décadas en la pequeña pantalla.

Un negocio que mezcla la venta de ultramarinos habituales con una serie de merchandising especial basado en la popular franquicia. Los visitantes, y clientes, pueden comprar desde comida o bebida hasta productos más específicos como los Fresisuis o el Flameado de Moe, además de disfrutar de adornos especiales como fotografías de Nelson, Wiggum u otros personajes o, por qué no, echarse una foto con el Jasper congelado que hay en uno de los refrigeradores de la tienda.

No es el único plan de Los Simpson en nuestro mundo. Se ha previsto que, en poco tiempo, la salida de este Badulaque (Kwik-e-mart en la versión original) conecte con el Cine Azteca que también aparece en la serie. En esta sala se proyectarán vídeos de Los Simpson en 4D para el gozo y deleite de fans y no fans.

Las intenciones de los responsables de esta idea son, además, llevar todo esto un poco más lejos. El Badulaque de Myrtle Beach es el primero de los cinco que quieren abrirse en Estados Unidos. Se desconoce si hay intenciones de llevarlo fuera del continente americano, aunque dada la popularidad de la serie, no sería de extrañar que viéramos algún anuncio sobre su llegada tras cruzar el charcho. ¿Quién no querría hacer una visita a Apu?

A continuación, os dejamos unas fotografías tomadas por el usuario Willie Blanton en Twitter para que veáis mejor cómo luce el lugar.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar