Ataque a los Titanes revela el trágico pasado de Historia

Este artículo contiene SPOILERS

La tercera temporada de Ataque a los Titanes ha cambiado el tono de la serie drásticamente, acercándolo más a una atmósfera emocionalmente trágica, como bien pudimos comprobar en el último episodio, al explorarse el pasado de Historia.

Después de que el episodio anterior nos diera a conocer al padre de Historia, revelando que realmente pertenece al verdadero linaje real, no nos esperábamos que hubiera tenido una crianza tan desalentadora y lúgubre.

El episodio 39, “Dolor”, comienza a explorar el pasado de Historia, presentándosenos a la figura materna. En la narración, nos damos cuenta de que la madre de la chiquilla ha sido fría y distante con ella a lo largo de toda su vida, y estos sentimientos parecen amplificarse todavía más cuando su madre sólo es capaz de mostrarle algo de afecto tras vivir un episodio bastante violento.

Por si esto no fuera suficiente, los hechos se agravan cuando Kenny aparece para amenazar a su familia, situación peliaguda que termina cobrándose la vida de la madre de Historia. 

Las últimas palabras que esta escucha de los labios de su casi difunta madre no son especialmente lisonjeras o amigables, pues termina por preguntándose por qué decidió tener una hija. Esto revela que, a veces, es mejor no tener ningún tipo de vínculo con la realeza, y menos si uno ha nacido de una unión “equivocada”.

De hecho, Historia es una hija ilegítima, razón por la cual estuvo a punto de ser ejecutada. Pero en el último momento, y gracias a la decisión de su padre de enviarla lejos y cambiarle el nombre, se salva de un destino funesto

Es triste conocer la verdadera historia de Historia, que además de tener que enfrentarse a horrores inombrables tras unirse a las Legiones de Reconocimiento, ha de escapar de aquellos que la persiguen por su sangre real. Como si con la amenaza de los Titanes no le fuera ya suficiente…

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar