Dragon Ball: Cosas que Chi-Chi hizo y Goku nunca pudo

Dragon Ball: Cosas que Chi-Chi hizo y Goku nunca pudo

Dragon Ball está compuesto por multitud de personajes que abarca desde los saiyan que todos conocemos hasta el maltrecho Yamcha. En este elenco hay un personaje que aunque se haya mantenido en segundo plano, no ha sido desde luego débil ni mucho menos. Hablamos de Chi-Chi, esposa de Goku que desde luego supera a este en muchos aspectos que este jamás podría emular. Porque no son pocas las habilidades que ella posee.

Desde Screenrant han recopilado varias cosas que mientras Chi-Chi consiguió, Goku nunca ha podido hacer. Porque sí, quizás siempre se quedó en segundo plano en Dragon Ball, pero si le dieran la oportunidad seguro que este personaje daría buena cuenta de las habilidades que ha demostrado a lo largo del anime.

Incentivó la inteligencia de Gohan.

Sufridora como ella sola, Chi-Chi tuvo que afrontar el cuidado de sus hijos prácticamente sola. Mientras que el saiyan sólo potenciaba el lado más bruto de sus vástagos, ella sí que se preocupó de fomentar el aspecto intelectual. Muestra de ello es cómo siempre animaba a Gohan a estudiar.

Encontró a Goku un trabajo que le interesara.

En Dragon Ball Super pudimos ver como Goku se iniciaba como granjero, un trabajo que le proporcionaba una serie de ingresos mínimos. Un empleo que además le permitía entrenar con todo el esfuerzo físico de esta actividad y que no le dejaba su ocupación como guardia de Mr. Satán. Y dicho sea de paso, un puesto que no hubiera logrado sin la ayuda de Chi-Chi.

No teme a las agujas.

Uno de los guerreros más fuertes del universo tiene miedos tan básicos como el de las agujas. Quizás Chi-Chi no pertenece a la raza de los saiyan, pero no teme prácticamente a nada salvo a que hagan daño a su familia. Si contase con la misma fuerza que su marido desde luego que el mundo tendría a una gran luchadora que no se arruga ante nada.

Tiene la última palabra en casa.

El saiyan tendrá toda la fuerza del mundo pero en casa sólo le queda agachar la cabeza y aceptar lo que diga su esposa. No es la primera vez que Goku ha sentido pánico ante la reacción de su mujer, y no es para menos. Chi-Chi no tendrá su poder, pero sabe bien cómo imponer su Ley.

Entrenó a Goten.

Por si quedasen dudas de que Chi-Chi no es sólo una ama de casa, recuerda, ¿quién entrenó a Goten cuando Goku falleció? Fue ella quien empezó a mostrar distintas técnicas de combate a su hijo y demostrando al mismo tiempo que no es una damisela en apuros, que si alguien se mete con ella podría reaccionar sin problema.

Sabe empatizar.

A Chi-Chi también le gustan las artes marciales y entrenar para mejorar. Sin embargo, llegado el momento también supo decir adiós a su carrera en este ámbito para ocuparse de otras cosas. En definitiva, lo que viene llamándose madurar y sentar la cabeza. Por el contrario, Goku siguió entrenando y pensando en él mismo. ¿Cuántas veces habrá abandonado el hogar para sumergirse en peleas? Será un saiyan, pero desde luego le falta ir entendiendo que edad tienes. Por el amor de Dios, ¡que ya es abuelo!

Publicaciones relacionadas

Cerrar