Dragon Ball: La medicina explica por qué Freezer perdió contra Goku

Dragon Ball: La medicina explica por qué Freezer perdió contra Goku

Freezer es fácilmente el villano más temible al que se ha enfrentado Goku en todos los años en los que ha estado repartiendo puñetazos y patadas en su afán por medirse a los más fuertes y de paso salvar al mundo y esas cosas en Dragon Ball. ¿O es que hemos visto a algún otro destruir un planeta entero con un simple gesto de su dedo, sentado cómodamente en su silla flotante sin mover ningún otro músculo? Pues ahí está el quid de la cuestión, el talón de Aquiles con el que Freezer, ni mucho menos sus enemigos contaban. Un quiropráctico ha analizado la postura de Freezer en esa silla que al parecer no era tan cómoda, y no le gusta nada.

Para Yuji Ogawa, la cosa no pinta nada bien desde el mismo momento en que el conquistador de mundos aparece en su trono. Esa postura no es nada recomendable, por no mencionar la atrofia que debe suponer el no levantarse jamás de los jamases de ese sillón. A Ogawa, tal como cuenta a Netallica, vía Kotaku, no le parece que esa posición de estar inclinado hacia adelante y con los hombros tan rectos sea idónea para mantenerse en forma, menos para enfrentarse a un Super Saiyan. Eso sí, la chepa está garantizada para el pobre Freezer, como se puede apreciar en una vista lateral.

Es más, el quiropráctico hace notar la diferencia entre una columna vertebral normal y la que supuestamente tendría Freezer, una comparativa que puedes ver en las imágenes de debajo, y señala que ya su tercera forma da señales de encorvamiento. Y todo por no sentarse como es debido. Que te sirva de lección amigo/a lector/a, jamás conquistarás el universo si no te sientas como es debido. A poco que aparezca un Saiyan camorrista con la espalda bien recta, todo se va al garete. 

Cerrar