Dragon Ball Super: Cosas que ha hecho bien en comparación a Dragon Ball Z

Dragon Ball Super: Cosas que ha hecho bien en comparación a Dragon Ball Z

Los años pasan y pasan y Dragon Ball Z sigue siendo considerado, con razón, lo mejor que ha dado la franquicia creada Akira Toriyama a lo largo de la historia. Es precisamente por ello que Dragon Ball Super, al igual que ocurrió con GT, palidecen en comparación a Z. Sin embargo, la última ficción de la saga también tiene cosas buenas y hoy estamos dispuestos a profundizar en todas ellas.

Es posible que todavía no te hayas animado a ver Dragon Ball Super por culpa de unas cuantas críticas feroces, pero lo cierto es que hay suficientes motivos como para darle una oportunidad si eres fan de la franquicia. Sin más dilación te dejamos las cosas que, a nuestro juicio, ha hecho bien Super, pero como siempre te invitamos a que nos cuentes las tuyas propias a través de la caja de comentarios.

Transformaciones

Si algo ha caracterizado a Dragon Ball a lo largo de su trayectoria han sido las transformaciones de sus personajes, que siempre han aparecido para cambiar las tornas en un momento peliagudo o para deleitarnos con intensos combates. En Dragon Ball Super las transformaciones se han llevado a un nuevo nivel (para algunos algo excesivo) y se nos ha sorprendido constantemente con nuevas apariciones. De hecho, Akira Toriyama ya ha avanzado que próximamente Goku estrenará una transformación inédita hasta la fecha, de modo que ya estamos expectantes por ver cómo será.

Explicaciones

Pese a todo, Dragon Ball Super ha servido (y está sirviendo) para explicar cosas del pasado que no estaban del todo bien rematadas. En La resurrección de F, por ejemplo, veíamos a Vegeta alcanzar el estatus de Super Saiyan God Super Saiyan cuando antes no era capaz ni de llegar a Super Saiyan 3. En Super se nos explica que tras los acontecimientos de la saga de La batalla de los dioses, Goku y Vegeta estuvieron entrenando durante un año con Whis. No se explica con demasiado hincapié, pero es un buen detalle para con los fans y para solucionar problemas pasados.

Reapariciones

Muchos esperaron durante tiempo ver a Gohan, a Trunks y, finalmente, a Gotenks. La Resurrección de F no concedió ese deseo a los fans de Dragon Ball que deseaban verlo en acción. Dragon Ball Super sí, aunque fuera por poco tiempo. Y es que tuvimos dos minutos en acción a Gotenks, concretamente contra el capitán Ginyu. Asimismo también pudimos disfrutar de un encuentro entre Trunks y Freezer, algo que seguro que encandiló a muchos de los aficionados de la ficción de Akira Toriyama.

Innovación

Para bien o para mal, Dragon Ball Super nos ha ofrecido innovaciones en múltiples aspectos: tratamiento de los personajes clásicos, las ya mencionadas transformaciones e incluso los nuevos personajes. Es el caso de la primera Super Saiyan mujer de la historia de la franquicia, que se ha dejado ver muy poco hasta el momento pero que estamos deseando conocer en profundidad. Las teorías apuntan a que se trata de una reinvención de Broly, que ahora sería mujer y, al fin, se convertiría en personaje canónico de la franquicia de Toriyama. Pinta muy, pero que muy bien.

La animación

Uno de los grandes puntos de controversia iniciales de Dragon Ball Super tenía que ver con una animación deficiente que no estaba a la altura de la franquicia. Lo primero es que, en ocasiones, hay que saber perdonar ciertos fallos si el resto del conjunto está a buen nivel, pero además hay que añadir que la ficción de Toriyama ha conseguido reponerse (hace ya mucho) y cada vez tenemos una animación más cuidada. Incluso hemos tenido escenas de acción excelentemente animadas. Todo va a mejor.

Cerrar