Dragon Ball Super: Las cosas que ha hecho bien y mal desde que comenzó a emitirse

Dragon Ball Super: Las cosas que ha hecho bien y mal desde que comenzó a emitirse

Ha pasado año y medio desde que Dragon Ball Super empezara a emitirse originalmente y se ha hablado mucho sobre el nuevo anime de Akira Toriyama. Mayormente se ha hablado de cosas negativas, pero lo cierto es que conforme ha ido pasando el tiempo Dragon Ball Super ha conseguido enganchar a unos y hacerse más y más odiado entre otros muchos. Hoy queremos llegar a un punto intermedio.

Y es que lo que hoy te traemos es una breve serie de características en las que recogemos las que, a nuestro juicio, son las mejores y peores cosas que ha hecho Dragon Ball Super desde que comenzara a emitirse en julio de 2015. Sin más dilación te dejamos con nuestras apreciaciones y, por supuesto, te invitamos a que nos dejes tu opinión y debatas con el resto de lectores en la caja de comentarios.

Cosas que ha hecho bien

Innovación en las transformaciones

Uno de los grandes puntos a favor de Dragon Ball Super es su constante capacidad para sorprender al espectador con las transformaciones y nuevas formas de sus personajes. La Saiyan God no convenció al principio, pero acabó siendo del gusto de gran parte de la comunidad. A ello cabe añadir otras más clásicas como Vegetto y, finalmente, la sorprendente combinación entre Black Goku y Zamasu, Blamasu.

Trunks del futuro

Uno de los mejores arcos argumentales de Dragon Ball Z fue el protagonizado por Trunks del futuro. Verle regresar a Dragon Ball Super fue uno de los grandes momentos del anime, aunque su forzada salida no fue entendida por algunos de los fans más incondicionales. Los rumores apuntan a que Bulma ha seguido trabajando en la máquina del tiempo, por lo que Trunks del futuro podría volver a hacer una aparición.

La animación va mejorando

Aunque más tarde hablaremos de ella como algo negativo (y, creemos, con razón), lo cierto es que la animación de Dragon Ball Super va mejorando. En el episodio 53 del pasado mes de septiembre teníamos la mejor muestra de ello. Y es que en la escena de batalla entre Goku, Trunks del futuro, Black Goku y Zamasu tuvimos treinta segundos d ensueño y de una calidad incluso superior a los grandes momentos del anime.

Cosas que ha hecho mal

Personajes en segundo plano

Nunca llueve a gusto de todos y en Dragon Ball Super no podía ser de otra manera. Si unos personajes son protagonistas otros no lo pueden ser tanto, pero muchos están molestos con el rol tan secundario de personajes como Goten o Trunks. Y es que estos pequeños, capaces de plantar cara a los villanos más temibles, han tenido poca participación en el anime al igual que ocurría en Dragon Ball GT.

Villanos poco memorables

Aunque los ya comentados Black Goku y Zamasu sí despertaron el interés de la comunidad de fans de Dragon Ball Super, lo cierto es que desde su comienzo el anime ha tenido problemas con los villanos que han ido apareciendo. Bills no parecía imponer respeto a nadie, Freezer estaba demasiado manido a estas alturas y Hit apenas tuvo presencia a pesar de protagonizar una breve batalla. Esperamos más nivel en este sentido.

La animación general

Desde el comienzo de la emisión de Dragon Ball Super hubo algo que llamó la atención de los fans por encima del resto de cosas: la calidad de la animación. Y es que ha habido episodios en los que los personajes y los escenarios parecían dibujados por un crío de cinco años. Muchos le restan importancia porque en Dragon Ball Z también ocurría de cuando en cuando, pero otros creen que es una falta de interés por el anime.

Cerrar