Dragon Ball Super lleva mucho tiempo fuera del top 10 de audiencia en Boing

Dragon Ball Super está perdiendo mucha fuerza en España. Mientras el anime logra mantenerse de forma casi constante entre los 7 primeros puestos de audiencia en territorio japonés, gracias también a un arco argumental bastante potente, los datos de audiencia en nuestro país no invitan al optimismo, y es que, en Boing, las aventuras de Goku y compañía logran a duras penas mantenerse dentro del top 10 de lo más visto en la cadena.

El nuevo anime de Dragon Ball ha pasado de liderar las tablas de audiencia del canal de Mediaset a pelear por aparecer siquiera entre las 10 emisiones más vistas. Las cifras recogidas durante el mes de diciembre lo demuestran, y es que en todo el mes , a la hora de escribir estas líneas, el anime solo aparece entre las 10 primeras posiciones en 7 ocasiones, y nunca superando el 1% de share. Si lo comparamos con los datos de mayo, época en la que siempre aparecía en lo más alto de las tablas (alcanzando picos con 250.000 espectadores), queda claro que hay un problema.

Y solo hace falta entrar en Twitter para verlo. Los cambios de horarios, algunos incluso sin previo aviso, y la continua censura, llegando a eliminar escenas por completo (el último y más sonado caso ha sido el radical cambio en la muerte de Zamas), están desatando el continuo descontento de una fiel legión de fans que no hacen más que expresar su descontento en las redes. En más de una ocasión han movilizado hashtags con los que hacerse eco y llegar a oídos de la cadena, con resultados mixtos que reflejan lo que parece un continuo tira y afloja entre ambas partes.

Hay pequeños atisbos de esperanza, sobre todo viendo cómo el cierre del arco de Black Goku llevaba a la serie al sexto puesto de Boing en cuanto a share; pero la situación está evidenciando la necesidad de hacer cambios. ¿Se llegarán a efectuar?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar