Dragon Ball Super: Todo lo que necesitas saber de su episodio 113

Dragon Ball Super: Todo lo que necesitas saber de su capítulo 113

(Atención: Esta noticia contiene spoilers de Dragon Ball Super)

Sigue la andadura del Torneo del Poder en Dragon Ball Super, donde parece que se va acercando el fin de varios universos poco a poco. Unos compases que han cogido a Goku exhausto tras la pelea contra Jiren, pero no por ello incapaz de plantar cara aunque sea a las nuevas sensaciones Super Saiyan del Universo 6. Kale y Caulifla son las nuevas adversarias de Goku movidas por el ansia saiyan de llevar sus límites más allá.

El youtuber Los Pezones de Monaka da las claves del episodio como es costumbre en él cada semana. Una pelea que comienza con Caulifla en estado de Super Saiyan 2 y que pide a Goku que le ayude a convertirse en Super Saiyan 3. Sin embargo, el guerrero del Universo 7 le dice que antes tendrá que derrotarle en su actual estado.

Lo que aprovecha el episodio es para rescatar algo que por momentos Dragon Ball, en sus varias encarnaciones había olvidado, y es que la experiencia es un grado. Como demuestra que Goku plante cara a Caulifla en su nivel de poder sin estar en el mejor de los estados de forma. Y es que la saiyan está muy verde en sus recién descubiertas habilidades y esto sirve a Goku para sacar del armario unos cuantos trucos viejos. La consecuencia, a pesar de la rápida adaptación de Caulifla, se veía venir. Y es que cuando Goku echa mano de la transformación de Super Saiyan 2, la diferencia de poder sigue siendo demasiada a su favor gracias a las tablas que ha adquirido con los años.

 

 

Sin embargo, los saiyans del Universo 6 son buenos alumnos y la rápida progresión hace que el propio Goku vea potencial en Caulifla no solo para llegar al Super Saiyan 3, sino para superarlo. Eso sí, si bien Caulifla y Kale, finalmente transformada en Super Saiyan y bajo completo control, están obteniendo una valiosísima experiencia y mejorando a ojos vista, el combate del episodio da la impresión de ser una especie de simbiosis para que Goku no solo se recupere poco a poco, sino que además lo use como una especie de entrenamiento exprés, haciendo pensar que pronto volverá a la acción en todo su esplendor.

Finalmente, el capítulo culmina con Goku alcanzando temporalmente el estado Super Saiyan 3 para repelar un ataque combinado, pero regresa a su estado anterior dado que aún está agotado. Goku está, digamos, cargando batería y Caulifa y Kale han dado un salto exponencial y aprendido lo que es ser un súper guerrero. Los frutos los veremos, es de esperar, en los 22 minutos que quedan de Torneo de Poder a partir del episodio 114.

Publicaciones relacionadas

Cerrar