Dragon Ball Z: Goku acabó con menos villanos de los que imaginas

Atención, este artículo contiene SPOILERS de Dragon Ball Z.

Dragon Ball Super lleva ya muchos meses entre nosotros y aunque comenzó de forma dubitativa poco a poco se ha ido ganando la confianza de gran parte de los aficionados de la franquicia de Akira Toriyama, que han encontrado en el arco argumental del Torneo de Poder a su mejor aliado para volver a engancharse a Super. Sin embargo nadie olvida que Dragon Ball Z fue la mejor serie que ha dado la saga jamás.

Incluso tantos años después de su emisión original muchos aficionados de Dragon Ball Z siguen recordándola e incluso viéndola. También hay algunas curiosidades que es posible que pasaras por alto, por muy fan acérrimo que seas de la ficción animada. Y precisamente de ello es de lo que queremos hablarte en el día de hoy, pues lo que encontrarás en las siguientes líneas es una curiosidad sobre Dragon Ball Z poco conocida.

Como bien sabrás, la mayoría de tramas de Dragon Ball Z (y de cualquier serie de la franquicia, en realidad) consisten en preparar el terreno para un enfrentamiento final en el que Goku suele tener un papel importante. Así las cosas sería de recibo que el protagonista de esta historia hubiera acabado con decenas de enemigos y villanos a lo largo de los episodios, pero lo cierto es que la realidad es muy distinta a lo que parece.

Puede que Goku derrotara a muchos enemigos, pero rara vez acabó con ellos de forma definitiva. Es decir, Goku apenas mata. De hecho tan solo mató a dos personajes a lo largo de toda la serie y los dos coincidieron en el arco argumental de Majin Buu. El primero de ellos fue Yakon, un enemigo poco imponente cuya principal habilidad era la de devorar la energía de su contrincante. Goku lo sobrecargó y le hizo explotar.

El otro enemigo asesinado por Goku fue precisamente el pequeño Buu, con el que acabó gracias a una bomba de espíritu. Este sí fue un enemigo poderoso al que había que eliminar, aunque Goku siempre pareció reacio a acabar definitivamente con su vida. Finalmente se vio obligado a hacerlo y su contador de muertes de villanos subió hasta dos en Dragon Ball Z, una cifra que se mantuvo inamovible hasta el final de la ficción.

Lo curioso es que otros personajes como Vegeta o Yamcha sí acabaron con muchos más enemigos que Goku, a pesar de que el protagonista de Dragon Ball Z da la constante sensación de estar matando sin piedad a quien se interpone en su camino. No deja de ser una curiosidad más de la serie mejor considerada de la franquicia, que aún se encuentra muy lejos de las que vinieron tras ella, Dragon Ball GT y la actual Dragon Ball Super.

Esta es la curiosidad que te queríamos hacer llegar hoy, pero lo cierto es que hay mucho más que explorar con respecto a Dragon Ball Z en particular y a la saga de Akira Toriyama en general, de modo que si te ha gustado el artículo te invitamos a que nos lo hagas saber a través de la caja de comentarios para que lo tengamos en consideración para futuros textos y podamos seguir hablándote sobre esta legendaria franquicia.

Cerrar