Dragon Ball Z: Goku se buscó un problema al convertirse en Super Saiyan

Dragon Ball Z: Goku se buscó un problema al convertirse en Super Saiyan

Menudo momentazo cuando Goku se transformó en el legendario Super Saiyan ante nuestro ojos y la incrédula mirada de Freezer en Namek, un momento que no se olvida fácilmente y que bien podría haber sido la cumbre de Dragon Ball Z. Sí, si la historia hubiera terminado ahí, seguramente Goku se habría ahorrado pasar luego un mal trago y tener que dar unas cuantas excusas incómodas.

¿No te suena? Claro, porque esto no querían que lo vieses, pero era de esperar. ¿O es que no recuerdas la circunstancia por la que Goku consigue alcanzar el estado de Super Saiyan? Pues Dorkly te refresca la memoria y te cuenta lo que pasó a continuación y no supiste. Con recochineo incluido por parte de Vegeta para sonrojo del guerrero más poderoso del universo. Muy bonito, Goku, muy bonito. Ten amigos y déjate matar para esto…

– ¡Enséñales a todos cómo te conviertes en Super Saiyan, papá!

– Je, vale. ¡Echaos atrás! 

– ¡Wow, nunca te había visto hacer eso antes!

– Sí, tu combate con Freezer nos lo contó Kaito de segunda mano.

– ¿Qué te hizo alcanzar por fin ese nivel, Goku?

– Bueno, hizo falta el dolor de perder a mi mejor amigo para llevarme más allá de mis límites. Un dolor que no había conocido antes.

– Wow, tío.

– Tú sabes que a todos nosotros ya nos habían matado antes, ¿verdad?

– A mí una col de Bruselas demoníaca me reventó en pedazos.

– Uh, sí, pero lo que quiero decir…

– ¡Me arrancaron el puto brazo, tío! ¡Bulma tuvo que guardarlo en un congelador hasta que volví a la Tierra!

– Maldición, colega. Yo hice estallar a mi compañero de toda la vida como si nada, y hasta a MÍ me parece que te has pasado.

Cerrar