Dragon Ball Z: Un niño salva su vida gracias al ejemplo de Vegeta

Dragon Ball Z: Un niño salva su vida gracias al ejemplo de Vegeta

Por todos los casos en los que Dragon Ball Z ha sido tachada de violenta y nociva para el público infantil, ahora llega uno en el que la serie, y más concretamente el ejemplo de uno de sus personajes, ha ayudado a salvar una vida. Andrew Kunz, un niño de 11 años de Phoenix, Arizona, ha sobrevivido a 400 picaduras de abeja al concentrarse durante el ataque en una de las técnicas que pueden verse en el anime, poniéndose en el lugar de Vegeta.

“Me llamo Andrew, pero puedes llamarme Vegeta”, le dice el joven a un periodista mientras reposa en la cama del hospital donde permanece en observación. El medio Gila Valley Central cuenta que Andrew y un amigo habían estado disparando a un viejo automóvil abandonado con pistolas de balines de aire comprimido. Lo que no sabían es que eso iba a enfurecer a la nutrida colonia de abejas africanas, altamente peligrosas, que había hecho allí su colmena. Mientras Andrew era atacado por los insectos, se concentraba en imitar a Vegeta como había visto en la televisión. Y es que el saiyan, igual que sus congéneres y que otros de los principales personajes del anime, dispone de una técnica innata conocida como Zenkai, y es un aumento de poder que puede desencadenarse para incrementar su fuerza, o que se puede obtener tras lograr recuperarse de un daño grave. Y varios centenares de picaduras veneosas entran perfectamente en esta categoría.

Sobrevivir a 400 aguijones de abeja africana ya es todo un logro, por suerte. Pero si Dragon Ball Z ha ayudado a Andrew a liberar su Zenkai, pues bienvenido sea. Por si acaso, no lo intentes en casa. Y sobre todo, nada de disparar a coches abandonados. ¿Qué te parece la historia?

Publicaciones relacionadas

Cerrar