El origen de Naruto es una de las historias más tristes del manganime

Quien más y quien menos ha oído hablar sobre Naruto. La obra de Masashi Kishimoto es una de las producciones más populares dentro del sector del manga y el anime de los últimos años. Con un total de 500 episodios emitidos en televisión y 700 tomos publicados, la historia de este joven y gamberrete ninja nos ha llevado de la mano desde sus primeros y vandálicos pasos hasta su madurez total como Hokage de la aldea donde nació.

Pero, ¿cuál fue su origen? La historia tras su concepción y la explicación del porqué tiene a una peligrosa criatura en su interior es algo que no queda claro hasta que la trama está bastante avanzada, de hecho no fue hasta la parte final de la serie hasta que se supo. Todos sabemos del Kyubi, Kurama, el zorro de 9 colas que fue a destruir la aldea donde este chaval viviría posteriormente y que acabó siendo encerrado en su cuerpo para evitar un mal mayor; aunque hay muchos datos que desconocen los que no prestaron especial atención al manganime.

Para empezar, el ataque del Bijuu de 9 colas fue obra de Madara Uchiha, uno de los últimos miembros del viejo clan ninja que quería cobrarse la venganza por una enemistad que data de muchísimos años antes de todos los acontecimientos que se narran en Naruto. Él fue quien liberó a esta criatura del interior de Kushina, de quien hablaremos ahora, que se encontraba débil por haber dado a luz recientemente.

Y es que Kushina era la madre de Naruto y la liberación del demonio que había en su interior se realizó justo después de que diera a luz en un lugar supuestamente seguro. Su marido, el por entonces Hokage Minato Namikaze, tuvo que enfrentarse entonces a Madara y al Kyubi para evitar que destruyeran la Aldea Oculta de la Hoja.

Tras frenar al villano y llevarse al zorro gigantesco al lugar donde yacía su mujer, descubre que esta tiene intención de aprovechar el poco Chakra que le queda para volver a encerrar al monstruo. No obstante, Minato, a sabiendas de que su recién nacido retoño puede ser el chico del que hablaban las profecías, decide dividir el poder del Kyubi en dos, albergando una mitad en su interior y la otra en la de Naruto. Un ritual que supondría la muerte del Hokage, pero que al final se saldó tanto con la suya como con la de Kushina, ya que ambos se interpusieron ante una última embestida del Kyubi para intentar matar al bebé antes de ser encerrado.

Así fue el nacimiento de Naruto y así fue como se convirtió en un jinchuuriki como lo fuera su madre. Un acontecimiento que marcaría su futuro y definiría todo el devenir de la historia construida por Kishimoto.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar