Este es el perfil de personaje de anime que lo están petando esta temporada

Los animes cotidianos de chicas jóvenes lo están petando esta temporada

El género slice of life lleva siendo tendencia en el anime japonés desde hace mucho, y es una contraposición llamativa frente a los habituales productos de ciencia-ficción, aventuras y acción que generalmente triunfan de manera mayoritaria. Pero hay otra vida aparte de los robots gigantes y los guerreros superpoderosos, y es una por que esta temporada de invierno parece haber apostado fuerte en forma de varias series cotidianas protagonizadas, aunque esto no es novedad, por chicas jóvenes.

De entre ellos, a la redactora Cecilia d'Anastasio, de Kotaku, hay dos que le gustan especialmente y que destaca de entre la remesa reciente. Se trata, por un lado de Yuru Camp, una serie centrada en las vicisitudes y excursiones de un club de acampada formado por tres chicas, que en el inicio de la serie combina su devenir de manera paralela al de una excursionista experimentada de su mismo instituto, pero solitaria. Así pues, la relación entre las cuatro protagonistas es el eje en torno al que va girando la trama de la serie. Pero Yuru Camp, además de ser una serie bastante didáctica sobre el tema, es una de esas producciones ligeras y alegres, con bastante toque de comedia, que de vez en cuando van fenomenalmente bien para desengrasar de peleas titánicas y demás escenarios épicos. Y encima, da ganas de salir de acampada, aunque sea en pleno invierno.

Y hablando de frío, la otra gran apuesta de la redactora es Sora Yorimo Tooi Basho («Un lugar más allá del universo»), que narra la historia de cuatro, una vez más, estudiantes de instituto que tienen una meta muy clara. Ahorrar para poder partir en una expedición hacia la Antártida. Su preparación y entrenamiento dan armazón a la serie, que al parecer ha tenido bastante éxito entre los espectadores.

Además de estas dos series, en Japón se puede ver también, por ejemplo, Slow Start, sobre una colegiala que pierde un año de su carrera escolar y debe empezar de nuevo una vida distinta a la antes; Ramen Daisuki Koizumi-san, sobre una joven entusiasta del ramen y todas sus variedades, y su particular acosadora que no la deja comer tranquila; o Takunomi, una serie en formato de medio episodio donde una joven que empieza a trabajar en Tokio comparte apartamento con otras tres que son muy aficionadas al licor y los aperitivos. Como alternativa a series de mechas, la antología de terror de Junji Ito, o el cada vez más en boga género sekai, no está mal.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar