Finales de series que nadie esperaba

ATENCIÓN, esta noticia contiene SPOILERS de varias series

Algunas series nos ocupan durante mucho tiempo. Pueden ser larguísimas producciones que no tienen pinta de concluir, aunque hayan pasado más de cinco décadas de emisión como ocurre con Doctor Who, o que durante años de emisión echen el cierre porque la historia no puede estirarse más. En este caso existen finales y finales, es decir, conclusiones que son las esperadas y otras que consiguieron sorprendernos haciendo que hablemos de ellas durante incluso en la actualidad.

Hoy queremos repasar junto a ti varios de estos finales que nos dejaron sin palabra, que de algún modo nos sorprendieron (para bien o para mal). Estas son las conclusiones de series que más nos han marcado, por supuesto, te recordamos que esta lista es abierta y puedes dar tu opinión a través de los comentarios o en nuestras redes sociales. ¡Ayúdanos a crecer! Ah, por cierto, ahora comienzan los spoilers, ¡cuidado si no has visto alguna de estas series!

Lost.

No podía ser otra la serie que empezara el ranking. Tras varias temporadas en las que incluso vimos viajes en el tiempo y otras tantas cosas sorprendentes el final estaba por llegar. ¿Extraterrestres, experimento social, qué ocurría en esta isla para ver tanto suceso raro? Sencillo, todos habían muerto en el accidente de avión, desde luego que sorprendente fue y dio lugar a numerosas teorías sobre el significado de la isla. ¿Cuál es la tuya?

Cómo Conocí a Vuestra Madre.

Después de muchas temporadas por fin conocimos al amor de Ted, ese que le aportó la estabilidad necesaria y que le brindó tantos momentos bonitos… y también descubrimos que esta mujer había muerto hace algún tiempo. No solo eso, sino que además también asistimos a un nuevo intento del protagonista por conseguir otra oportunidad con Robin. Un cierre que muchos criticaron al considerar que tanta expectación creada con este misterioso personaje no fue recompensada por el trato dado.

Me Llamo Earl.

Earl nos descubrió el karma y nos hizo reír a lo largo de cuatro temporadas para darnos un final que nadie esperábamos, ni siquiera los creadores de la serie. La productora responsable de la serie decidió cancelarla tras su cuarta temporada, tanda de capítulos que dejaba un final abierto de cara a la quinta y que no finalizaba esta historia de… ¿superación? En cualquier caso, con el tiempo Greg García, creador de Me Llamo Earl, reconoció que su idea de cierre era que el protagonista nunca pudiera terminar su lista ya que uno nunca deja de meter la pata, pero que sin embargo se encontraba con otros tantos a quienes había inspirado para hacer buenas acciones.

El Príncipe de Bel Air.

Tras muchas temporadas en las que Will nos divirtió y nos hizo llorar, tocaba echar al cierre. ¿Cómo podía terminar? Con final que nadie esperaba, tras muchas temporadas en las que se puso en valor la necesidad del apoyo en la familia, los Banks terminaban separados y nuestro protagonista cerraba su experiencia en Bel Air igual que empezó: perdido y sin saber qué hacer. No obstante, ahí estuvo el tío Phil para ayudarle un poco.

Dexter.

Tras 8 temporadas de asesinatos “justos”, Dexter tenía que echar el cierre después de ver cómo su ritmo había decaído. Muchos esperaban un final a la altura de lo que había sido este personaje: probar de su propia medicina y acabar muerto, siendo detectado y terminando sus días en prisión, encontrando algún tipo de redención. Pero no, esta serie apostó por el supuesto fallecimiento del protagonista en una tormenta y la posterior explicación en un epílogo que nos lo mostraba reconvertido en ermitaño barbudo. ¿En serio?

Los Serrano.

Un toque patrio para esta lista, porque en España también sabemos hacer finales sorprendentes. Después de muchos episodios viendo las aventuras y desventuras de esta familia, incluida la muerte de uno de sus integrantes principales, nos dimos cuenta de que todo era mentira. Todo había sido un sueño de su protagonista, Diego Serrano, quien se había quedado dormido en la misma noche de su boda. ¡Vaya forma de dormir!

House M.D.

El doctor más huraño y egocéntrico del mundo, a la par que profesional, también nos dijo adiós después de varias temporadas resolviendo los casos médicos más extraños. Una conclusión en la que todo apuntaba que el mismo egoísmo de House había hecho que el mejor amigo de este, el oncólogo Wilson, se quedase solo en sus últimos días por culpa del cáncer. Sin embargo, los últimos minutos de la serie nos demostraron que no, que el protagonista de esta serie había fingido su propia muerte para dedicar todo su tiempo a su compañero. Un gran giro que nos demostró que en el fondo, sí tenía corazón.

Los Soprano.

Un último episodio cargado de tensión en donde Tony Soprano estaba en riesgo de muerte nos dejaba al protagonista “disfrutando” de una comida junto a su familia en una cafetería. Un escenario en donde intuíamos que en cualquier momento una bala pusiera final a su vida y de repente: “fundido a negro”. Muchos pensamos que tras el mismo aparecería su cuerpo sin vida y sus allegados llorándole pero no, esta era el cierre a una de las series que nos acercó el mundo mafioso a la pequeña pantalla.

Cerrar