Juego de Tronos: 10 errores incomprensibles que ha cometido la serie

ATENCIÓN: Esta noticia contiene spoilers de Juego de Tronos.

Los guionistas de la ficción estrella de HBO nos han obsequiado, además de con una serie magnífica, con una serie de incoherencias que los aficionados más acérrimos no han podido pasar por alto. Nada tienen que ver con los hechos narrados en las novelas de George R. R. Martin, sino con la propia versión de Juego de Tronos para televisión.

En cualquier caso, algunos de los fallos más llamativos de la serie no solo corresponden a los responsables del libreto, sino por ejemplo al equipo de casting, que a lo largo de las temporadas nos ha regalado cambios de lo más extraños que no solo guardan relación con el elenco infantil, sino con personajes completamente adultos.

Sin más dilación, recordamos algunos de los errores, no necesariamente graves pero al menos sí curiosos, que hemos podido ver hasta el momento en Juego de Tronos. ¿Qué otros fallos añadirías a la lista que te ofrecemos a continuación?

1. Los Baratheon y su color de pelo

Nedd Stark encuentra, durante la primera temporada, un libro de registro en el que lee que el gen dominante en los Baratheon es el del pelo moreno. Los hijos del difunto rey Robert, sin embargo, son rubios por obra y gracia de Cersei y Jaime. No obstante, ¿por qué Shireen, la hija de Stannis, era también rubia? Seguramente no fue la mejor elección de casting.

 

 

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

2. Los buenos siempre ganan

Uno de los mayores atractivos de la serie era que la frontera entre los “buenos” y los “malos” se difuminaba de forma magistral. Los personajes más detestables de la ficción televisiva no solo no eran castigados por sus acciones, sino que lograban acabar con sus enemigos. Lamentablemente, con el paso de los episodios las tornas se han invertido y los protagonistas más honorables siempre suelen vencer.

3. La edad de los más pequeños

Los niños crecen, incluso si forman parte del elenco de Juego de Tronos. Con el objetivo de mantener esa apariencia aniñada en las sucesivas temporadas, quizás hubiese sido buena idea rodar sus escenas con previsión. Sin embargo, el proceso con el que se desarrolla el guion habría dificultado enormemente llevar esto a cabo.

 

 

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

4. La plácida muerte de Stannis Baratheon

Los aficionados más acérrimos de Juego de Tronos no tienen nada en contra de la violencia en pantalla. Es más, uno de los aspectos más destacables de la serie es la crudeca y brutalidad extrema con la que se representan algunas de las muertes. Sin embargo, Stannis Baratheon murió fuera de plano y solo le vimos agonizar junto a un árbol.

5. Los cambios en el reparto infantil

El error anterior en referencia a la edad de los actores más pequeños no solo ha resultado incoherente en pantalla, sino que ha motivado la sustitución de algunos de los miembros del reparto. A lo largo de la serie hemos visto sustituir a varios de los niños que se presentaron durante las primeras temporadas, como algunos de los hijos de Cersei.

 

 

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

6. El collar mágico de Melisandre

En la última temporada de la serie veíamos a Melisandre retirarse el collar para mostrar al espectador su apariencia real. Sin embargo, cuando en la cuarta temporada se estaba dando un baño en los dominios de Stannis Baratheon el mencionado amuleto no colgaba del cuello de Carice van Houten, que lucía tan joven como siempre.

7. Hodor y su portón

En esta ocasión el error no es de ninguno de los responsables de Juego de Tronos, sino de los directores de doblaje de todo el mundo. La fantástica conversión de “hold the door” a “Hodor” dejó a los espectadores que seguían la serie en V.O.S. con la boca abierta, mientras desconcertaba a aquellos que, por ejemplo en España, tenían que escuchar “aguanta el portón”, “el portón, Hodor”, “Hodor”. Magistral.

 

 

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

8. Las teletransportaciones

Poniente es tan enorme que los protagonistas, a excepción de la Madre de Dragones, necesitan viajar días y noches para desplazarse a otro punto del mapa. Sorprendentemente esto no ocurre siempre. Por exigencias del guion en algunos capítulos hemos visto prácticamente teletransportarse a algunos de los personajes, un efecto que llegó al cénit en el último episodio con Varys.

9. La fundición de oro express

Nos vamos a la primera temporada para recordar un curioso error de guion que tenía lugar cuando Khal Drogo decide “coronar” a Viserys Targarien. Ese brutal momento venía precedido de la fundición de unos medallones en un cazo que, casi instantáneamente, se transformaban en estado líquido. Sorprendente dado que el oro necesita 1.000 grados para fundirse.

 

 

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

10. Una inexplicable sustitución

No solo los más pequeños han sido reemplazados en algún momento de la serie. El personaje de Daario Naharis, originalmente interpretado por Ed Skrein, acabó siendo para Michael Huisman. Lo más llamativo no es el innecesario cambio de intérprete, sino la incoherencia con el aspecto del personaje. Ni el pelo ni la barba coincide lo más mínimo entre la apariencia del personaje interpretado por el primero y por el segundo.

 

 

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

Cerrar