Juego de Tronos iba a ser muy diferente en sus orígenes

Juego de Tronos iba a ser muy diferente en sus orígenes

Los lectores de Canción de hielo y fuego, que al mismo tiempo son seguidores de Juego de Tronos, conocen a la perfección las diferencias existentes entre una y otra obra. No obstante, según ha reconocido el propio George R.R. Martin en un reportaje para Variety, su boceto original de la novela elaborado en 1993 era muy distinto a lo que finalmente fue. Estos son algunos de los cambios más notables.

Aunque el bueno de Ned Stark iba a morir igualmente, antes de hacerlo ayudaba a Arya y Catelyn a volver a Invernalia y a dejar atrás Desembarco del Rey. Asimismo, en un primer momento Sansa y Joffrey consumaban su matrimonio en forma de pequeños herederos, algo que, afortunadamente, no ocurrió más tarde.

Por otra parte, Joffrey y Robb iban a encontrarse en la campo de batalla. El primero sería gravemente herido y el segundo acabaría sin vida tras toparse con Jaime Lannister. No habría boda roja. A continuación, Tyrion quemaba Invernalia. Otro punto sorprendente. Y es que Arya y Jon Nieve iban a vivir un curioso romance.

Jaime iba a destronar a Joffrey, por lo que Tyrion acababa exiliado en Invernalia, de parte de los Stark y, tachán, enamorándose también de Arya. Cambiando de tercio radicalmente, Daenerys iba a reclamar Poniente mucho antes (de hecho sigue sin hacerlo en la actualidad). En 1993, George R.R. Martin escribía que su obra iba a ser transgeneracional, por lo que muy pocos personajes sobrevivirían. En un principio contaba la historia de cinco supervivientes: Daenerys, Jon Nieve, Arya, Bran y Tyrion.

¿Qué te parece toda la información que ofrecía el boceto original de Canción de hielo y fuego elaborado por el mismísimo George R.R. Martin?

 

 

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

Publicaciones relacionadas

Cerrar