Juego de Tronos: Lena Headey, Cersei Lannister, habla sobre su depresión

Intriga, paciencia y un poco de ansiedad. Este es el cóctel que puede definir a cualquier fan de Juego de Tronos ahora mismo. La más que popular serie de fantasía medieval de HBO tiene en vilo a medio mundo mientras prepara la última ronda de capítulos con la que poner el broche de oro a una emisión que se ha prolongado durante años. Su reparto está trabajando muy duro para dar lo mejor de sí mismos y, por mucho que el público piense lo contrario, nunca deja de demostrar que, a pesar de ser actores y trabajar tanto, también son humanos.

Lena Headey, conocida por interpretar a Cersei Lannister en la serie, ha sido la última en dejar constancia sobre su humanidad. Durante su aparición en el programa Running Wild, con Bear Grylls, la actriz ha hablado sobre la depresión que la ha estado asolando en los últimos tiempos. Tras citar que «hay ciertas cosas de las que nadie quiere hablar», Headey asegura creer que «si no las compartes y no conectas con los demás, entonces solo causas más aislamiento, y eso es algo muy malo para todos nosotros».

La intérprete cree que a medida que fue creciendo aprendió a «actuar contra todo lo que me incomoda» y que, fruto de eso, ahora es capaz de hablar de sus episodios de depresión con mayor naturalidad. A este problema lo define de forma similar a como lo hacía Winston Churchill: es como «un perro negro con el que solía sentarse» que, según explica, a veces vuelve para «acompañarla», aunque sea para traer algo tan negativo.

Tener una vida repleta de fama también es tener una vida repleta de presiones. A pesar de su papel y su éxito, Lena Headey no se libra de tener problemas de este tipo, como los que pueden sucederle a cualquiera y como los que, según indica la popular actriz de Juego de Tronos, más de un actor famoso vive pero se niega a revelar.

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar