Juego de Tronos: Los mejores secretos tras las cámaras

Los mejores secretos tras las cámaras de Juego de Tronos

Después de que se anunciara oficialmente el estreno de la nueva temporada de Juego de Tronos, que por lo que parece, será la penúltima de la serie de ficción de HBO, ya solo queda descubrir el rol que les aguarda a los distintos personajes de la serie. Y si de momento podemos hacernos una idea de las historias que van a tener lugar durante esta séptima temporada, Isaac Hempstead-Wright, actor que interpreta a Bran Stark ya ha avanzado que su personaje tendrá una gran importancia.
 
Sin embargo, como nos muestran en un vídeo desde Looper, Juego de Tronos guarda muchos secretos que te ofrecemos a continuación. Como que estuvo a punto de ser cancelada antes de su estreno. Esto se debe a que cuando los showrunners de la serie llevaron el capítulo piloto a HBO, los productores y ejecutivos de la cadena no lo vieron con demasiados buenos ojos. Y esto llevó a que se cambiara más del 90% de este primer capítulo, así como que se hiciera un nuevo casting para algunos personajes. Lo que nos ha dejado entre otros, a Emilia Clarke en el papel de Daenerys Targaryen.
 
Por otro lado, cuando David Benioff y D.B. Weiss le comentaron a George R.R. Martin su idea de convertir Canción de Hielo y Fuego en una serie para HBO, al principio este se mostró algo reacio. Por lo que es dio que aceptaría con una sola condición; que le respondiesen a una pregunta: Quiénes pensaban que eran los verdaderos padres de Jon Nieve. A lo que Benioff y Weiss contestaron con la respuesta correcta. Lo que les valió el beneplácito del escritor.
 

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

 
De todos es sabido que Jack Gleeson interpretó de manera espectacular al personaje de Joffrey Baratheon, lo que llevó al actor a acabar abandonando esta profesión por sentir repulsión hacia su personaje, entre otros motivos. Sin embargo, incluso George R.R. Martin felicitó a Gleeson por su actuación. “Felicidades por tu maravillosa interpretación, ¡Todo el mundo te odia!”
 
Por otra parte, si algo merece especial mención de Juego de Tronos, son las lenguas que se han introducido en la serie; el valyrio y el dothraki. Dos idiomas creados por David J. Peterson, fundador de la Sociedad de Creación de la Lengua, que hasta inventó una gramática y pronunciación para cada uno.
 
Uno de los escenarios más impactantes, tanto de Juego de Tronos, como de Canción de Hielo y Fuego fue la Boda Roja. Un acontecimiento que está basado en hechos históricos, como tantos muchos de las novelas de George R.R. Martin. Ya que en Escocia, en 1440, el Earl de Douglas de 16 años, William, y su hermano de 10, fueron invitados a cenar con el joven rey Jacobo II. Un hecho que se acabó conociendo como la Cena Negra, ya que una farsa de tribunal culpó a los dos jóvenes hermanos de traición, y poco después ambos fueron decapitados. Además, a esto le podemos añadir la boda de Joffery con Margaery Tyrell, inspirada por la muerte del príncipe Eustace de Inglaterra en 1153.
 
Otra curiosidad que ha dejado la serie es que muchos de sus detalles nacen de los fans. Porque, a pesar de que R.R. Martin ha intentado ofrecer la mayor información posible, por ejemplo en cuanto a blasones, hay algunos símbolos que han quedado un tanto ambiguos. Uno de ellos sería el blasón de Howland Reed, del que en los libros solo se dice que presentaba una forma similar a la mezcla de un lagarto y un león. Y el trabajo de algunos fans de la serie y las novelas sirvió para que se copiara exactamente la idea del blasón que ellos habían diseñado.
 

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

 
Otra de las escenas más recordadas y memorables de la serie nos la ha dejado su última temporada. Porque el enfrentamiento entre Bolton y Stark fue algo épico. Sin embargo, seguro que muchos creían que, al menos, parte de este enfrentamiento, se rodó ante cromas verdes. Nada más lejos de la realidad. Ya que toda la escena al completo se rodó con extras reales. Algo que Kit Harrington dijo haber sufrido. Porque en determinado punto de la lucha, el actor que interpreta a Jon Nieve tiene que permanecer de pie ante un tropel de jinetes que se dirigen a todo galope en su dirección. Otra curiosidad se encuentra en los cuerpos de los muertos, que, de nuevo, no contaron con CGI. Sino que son en realidad miles de maniquís vestidos con los colores de los Bolton y de los Umber, manchados de sangre falsa. De igual forma, los caballos muertos que aparecen en la escena, también son muñecos de increíble realismo.
 
Algo que muchos fans de la serie no llevan nada bien es la despedida de los huargos de los Stark. Que poco a poco han ido dejándonos. Todo comenzó con la muerte de Dama a manos de Ned Stark, después de que Nymeria, huargo de Arya, mordiera a Joffrey. Sin embargo, el northern inuit que dio vida a Dama acabó siendo adoptado por Sophie Turner, actriz que interpreta a Sansa Stark en Juego de Tronos. Por lo que el animal ha acabado teniendo un final feliz.
 
Por último, un detalle que a los fans de las novelas seguro que no se les ha pasado por alto, es el hecho de que los Targaryen de la serie no tengan los ojos de color violeta. Sin embargo, no será porque no se intentó. Esto se debe a que las lentillas de este color afectaban demasiado a Emilia Clarke, motivo por el que finalmente se decidió que la actriz rodara sus escenas sin llevarlas. Por otra parte, Maisie Williams no gozó de este privilegio durante la primera parte de la sexta temporada. Ya que para simular la ceguera de su personaje, Williams portó unas lentillas que no le permitían ver, excepto en las escenas de lucha. Donde las lentillas le dejaban ver un poco por el centro.
 

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

Cerrar