Juego de Tronos: Los siete increíbles fallos de la serie

Juego de Tronos: Los siete increíbles fallos de la serie

Con la sexta temporada de Juego de Tronos en pleno rodaje por España creemos que es un buen momento para volver a hablar sobre todo lo que hemos ido viendo en las anteriores cinco tandas de episodios del show televisivo de la HBO. Muchas veces hemos comentado las enormes bondades de las que hace gala Juego de Tronos, pero hoy es el turno de lo menos positivo: los fallos.

Y es que hasta las grandes producciones (cada capítulo de Juego de Tronos cuesta seis millones de dólares) cometen errores. Algunos de ellos son simples descuidos, pero otros son difícilmente comprensibles. Aquí tienes los siete mayores fallos de Juego de Tronos:

SPOILERS DE JUEGO DE TRONOS

1. Sansa Stark es una Targaryen en la cabecera.

2. Y Jorah Mormon es un Lannister.

3. Daenerys Targaryen, la mismísima madre de dragones, también es una Lannister. 

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

4. Joffrey Baratheon, ¡un Stark! Estos errores fueron cometidos en los episodios 1 y 2 de la primera temporada, así que los excusamos.

5. Stannis carga el móvil mientras muere.

6. Limpio la espada… y vuelve a estar manchada. Terminamos con dos fallos de raccord o continuidad.

7. Cuerpos que desaparecen. Gusano Gris se queda sin compañía de repente por un cuerpo que, por arte de magia, ha desaparecido.

Como verás, no son los fallos más terribles jamás vistos, pero hasta producciones millonarias cometen errores de vez en cuando. ¿Recuerdas algún otro fallo de Juego de Tronos?

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

Publicaciones relacionadas

Cerrar