Juego de Tronos: Los tres únicos episodios en los que no muere nadie

Si algo caracteriza a Juego de Tronos, aparte de sus teorías de fan, es que es un baño de sangre. Han sido casi 70 capítulos en los cuales han rodado cabezas, se han rajado tráqueas, ha ardido gente, y en definitiva han perecido personajes entre terrible sufrimiento. Y más que caerán en la batalla final, se antoja. Ahora bien, la fama de cruenta de la serie puede parecer exagerada, y alguien dirá que no es verdad que en todos los episodios hayan muertes de un modo o de otro. Y es cierto. Hay tres episodios en toda la serie donde no muere nadie.

En total, el contador de bajas ha sido de 174.373 muertos desde la primera temporada, según recoge una infografía publicada por Movistar+ donde se reflejan las muertes por episodio. Y parece que no se libra apenas ninguno de ver correr la sangre, pero en realidad hay tres que están inmaculados de bajas.

Se trata de los capítulos Lord Nieve (1×03), Un príncipe de Invernalia (2×08) y El oso y la doncella (3×07); los tres únicos remansos de paz en toda la serie. Eso sí, de la cuarta a la séptima temporada es un festín de muerte.

¿Mantendrá el ritmo Juego de Tronos en su octava temporada?

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

Publicaciones relacionadas

Cerrar