Juego de Tronos tendrá un cambio drástico en uno de sus decorados más conocidos en la temporada 8

Tras el final de la séptima temporada de Juego de Tronos y la amarga despedida de la serie hasta el próximo año, con su última temporada, los fans de la producción de HBO no se conforman con tener que esperar hasta 2018 y, quizá, incluso hasta 2019, para descubrir de qué manera continuará Juego de Tronos. Por ello, la cadena responsable de la serie ya se ha dedicado a ofrecer todo tipo de materiales relacionados con esta séptima temporada.

Algo que, sin embargo, no ha servido para mantener a los más curiosos lejos de los decorados que hasta ahora se utilizaban para rodar algunas de las localizaciones más emblemáticas del mundo creado por George R.R. Martin. Porque, como adelantan desde Winter is Coming, algunos seguidores de la serie como @alinaastark,ya han comenzado a filtrar los distintos cambios que están comenzando a tener lugar en algunas fortalezas que llevan acompañándonos desde el comienzo de la serie.

Por una parte, las imágenes muestran diversos cambios en los decorados que representaban la fortaleza de Invernalia, casa de los Stark, donde se han eliminado distintos muros, y se ha comenzado a modificar la estructura de algunas torres. Por otro lado, otra estructura que también se encuentra en obras, es Castle Black, la fortaleza de la Guardia de la Noche.

Unas modificaciones que sirven para confirmar algunos detalles de la octava temporada de la serie, como puedan ser el avance de las hordas de los muertos, que podrían haberse desplazado hasta Invernalia y por tanto, habrían terminado destruyendo la ciudad; habiendo pasado antes por Castle Black con idéntico resultado. Aunque, por otra parte, también podría significar que estas dos guarniciones habrían comenzado a fortificarse aún más, esperando el inminente choque con el ejército de Caminantes Blancos.

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

Cerrar