Juego de Tronos tuvo una muerte que se suponía que iba a ser mucho más cruda y sangrienta

Juego de Tronos tuvo una muerte que se suponía que iba a ser mucho más cruda

Atención: Esta noticia contiene spoilers de Juego de Tronos.

Juego de Tronos no es una serie que se corte o tenga muchos escrúpulos a la hora de mostrar muertes en pantalla. Después de tantos años y seis temporadas a cuestas, eso es algo de lo que su público está ya curado de espanto. Por eso es raro ver que una de las muertes de la quinta temporada, lejos de resultar impactante y hacer revolverse al espectador en su butaca, cambiara una escena un tanto sanguinolenta por otra realmente apacible y hasta dulce.

Así fue la muerte de Myrcella Baratheon en la quinta temporada, la cual murió envenenada y solo mostrando algo de sangrado por la nariz para dar a entender que sus órganos internos eran ahora un revoltijo licuado. Sin embargo, la propia actriz, Nell Tiger Free, ha contado en la MCM Comic Con de Londres cómo estaba previsto que fuera la escena, tal como recoge Screen Rant: “No se si debería decir esto, pero al principio lo que pasó fue que me dieron unos plátanos machacados con sangre, sangre falsa, y se suponía que mis sesos iban a estar esparcidos por todas partes y todo eso. Estaba muy emocionada. No me gusta el gore, pero sabiendo que eran solo plátanos no tenía problema con ello”.

De esta manera, Free tiene una teoría de por qué una muerte tan escandalosa como la de su hermano Jeoffrey, también pasado a mejor vida por veneno, acabó siendo tan comedida, y es que Myrcella era un personaje mucho más puro y gentil: “Quisieron que la muerte de Myrcella reflejara su vida, y querían que fuera dulce”. ¿Qué te pareció esta muerte?

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

Publicaciones relacionadas

Cerrar