Juego de Tronos: Un personaje podría ser aún más relevante de lo que parecía

ATENCIÓN: Este artículo contiene SPOILERS de la séptima temporada de Juego de Tronos.

Pasan los meses y seguimos sin conocer una fecha definitiva para el estreno de la octava y última temporada de Juego de Tronos, que empezará a emitirse en algún momento de 2019. Mientras esperamos, los fans continúan especulando sobre el porvenir de algunos de los protagonistas. En las últimas semanas, de hecho, hemos hablado de teorías relacionadas con Sansa Stark, su hermana Arya y la gran favorita en cuanto a hipótesis se refiere: Cersei Lannister.

En esta ocasión, sin embargo, el autor de la teoría ha señalado a un personaje que suele pasar más desapercibido que el resto pero que, curiosamente, es uno de los más relevantes tanto en las novelas de Canción de Hielo y Fuego como de la adaptación televisiva que todos conocemos y adoramos. Nos referimos a Bran Stark, que desde desde el primer episodio ha ido evolucionando de manera espectacular ante la atenta mirada del espectador.

Conforme avanzaban los episodios hemos podido verle cara a cara con los Caminantes Blancos, sobreviviendo cuando pocos a su alrededor lograban hacerlo, y obsequiándonos con visiones del futuro y también del pasado. Una de ellas era la que nos permitía conocer a John Nieve cuando tan solo era un bebé amamantado por una moribunda Lyanna Stark. En ese momento llegaba Ned y aceptaba hacerse cargo del pequeño tras la muerte de su hermana, presentándolo como bastardo cuando en realidad no lo era.

¿Qué llevó a Ned Stark a aceptar tamaña responsabilidad? Aunque muchos dirían que la última voluntad de la joven fue suficiente para convencerle, una nueva hipótesis sostiene que en realidad fue Bran quien, antes incluso de nacer, llevó a su padre en esa dirección. ¿Cómo es posible? Seguramente recordarás la visión en la que el más joven de los Stark viajaba a ese preciso momento del pasado. Mientras veía correr a su padre hacia la torre donde se ocultaba su Lyanna, Bran gritaba: ¡padre!”.

El simple deseo de comunicarse con su padre fallecido, con el que se reencontraba por sorpresa en su juventud, podría haber sido suficiente para animarle a aceptar a John Nieve como uno de los suyos. La teoría, de la que se hace eco Express, explica que Ned podría haber interpretado esa voz como un requerimiento de los dioses, una orden divina que le instaba a cuidar del bebé. ¿Hubiera ocurrido lo mismo si su propio hijo no se hubiese dirigido a él? Quizás Lord Cuervo de Sangre le llevó hasta allí solo para asegurar la supervivencia de John Nieve, que podría acabar ocupando el Trono de Hierro.

Antes de irnos, te invitamos a visitar nuestro artículo de 37 ideas de regalos de Juego de Tronos

 

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

Cerrar